Home > Videojuegos > Reviews > ‘Sea of Thieves’: Preview
elrincon sea of thieves header1

‘Sea of Thieves’: Preview

El nuevo título de navegación marítima y piratería de Rare Sea of Thieves sale hoy de su fase beta, y os contamos nuestras impresiones

Ay, Rare… Compañía mítica donde las haya. Más de 30 años de buen hacer los avalan, desde aquellos clásicos creados para los ordenadores personales de los 80 como Sabreman o Jetpac hasta su etapa dorada en Nintendo, donde fueron padres de grandísimos títulos como Killer Instinct, Golden Eye, Perfect Dark o, por supuesto, la saga Donkey Kong Country. Y más por desgracia que por suerte, Microsoft los contrató a golpe de talonario para apoyar el catálogo de Xbox y Xbox 360, donde lanzaron algún que otro juego decente antes de quedar relegados a fabricar nefastos títulos de Kinect uno tras otro. No fue plato de gusto ver caer en picado la evolución hasta entonces tan positiva de un estudio tan mítico. Tanto talento desaprovechado…

Professor T COSMO

Y por fin, en el E3 de 2015 nos hablaron de Sea of Thieves, su nueva propuesta. Por aquel entonces pensábamos que lo que venía era una especie de MMO de piratería con un apartado gráfico desenfadado y unas físicas muy locas, aunque con un aspecto excelente. Pero no, el tiempo nos demostró que aunque es un título para disfrutar en compañía no es un MMO más. Es algo diferente, único y refrescante.

¡Levad el ancla!

La beta de Sea of Thieves comienza de una forma áspera y dura, sin editor de personajes, tutoriales ni nada por el estilo. Elegimos si queremos navegar en un barco pequeño que controlaremos nosotros mismos, en uno mediano a compartir con un compañero, o uno grande que llevaremos junto a tres personas más. Mi primer impulso fue lanzarme a por un barco mediano, por lo que la herramienta del Matchmaking se puso en marcha y rápidamente me situó en el barco de otro jugador que se encontraba en plena misión.

Ya he comentado que el juego empieza sin tutorial, por lo que esta primera experiencia no fue muy satisfactoria. Mi nuevo capitán no paraba de encomendarme tareas que no sabía como ejecutar: “¡leva el ancla!” “¡vira las velas a babor!” “¡traeme el tesoro!”. En un momento dado, estábamos siendo atacados por una nave enorme controlada por otros jugadores, y dada mi condición de novato no pudimos hacerles frente y nos hundimos. Hastiado, decidí salir de la partida y montármelo por mi cuenta, ser mi propio capitán, manejar mi propio barco, y desde la tranquilidad de no depender de otra persona, experimentar y aprender las mecánicas por mí mismo.

elrincon sea of thieves scr2
El mapa de Sea of Thieves es inmenso

Sea of Thieves cuenta con un enorme mapa marítimo abierto, con numerosas islas y compartido con un determinado número de jugadores tanto de Xbox One como de PC. En aquellas islas con asentamientos encontramos tabernas donde aprovisionarnos, tiendas donde comprar artículos cosméticos para nuestro personaje (que no estaban disponibles en la beta) y un NPC que nos asigna nuevas misiones. Las misiones se adquieren con oro y prometen ser de diferentes tipos, incluyendo transportar mercancías en un tiempo determinado o eliminar un cierto número de enemigos o barcos. Sin embargo, la beta solo nos daba acceso a las misiones de búsqueda de tesoros, por lo que tras adquirir el pergamino de misión nos dirigimos a nuestro barco.

Una vez allí pondremos los encargos disponibles sobre la mesa del capitán para que, en caso de jugar con más compañeros, podamos votar por una u otra misión. Cuando elijamos una, recibiremos en el inventario o bien un clásico mapa del tesoro con una X marcando el lugar, o bien un acertijo. Cotejando la forma de la isla con el mapa del mundo o resolviendo el acertijo, por fin tendremos un rumbo al que dirigirnos, y comenzará la mejor parte de esta experiencia, la navegación.

Sea of Thieves es un juego con un aspecto gráfico que a primera vista engaña: los personajes son muy cómicos, el diseño del mundo es simplón y la carga poligonal en general parece muy reducida. Sin embargo, aquí estamos jugando con Unreal Engine 4 de Epic, y se nota en el BRUTAL mimo que se ha dedicado a la recreación del mar. La labor realizada para dotar este océano de vida es increíble. Realmente sentimos como nuestro pesado barco surca y surfea las olas, cómo el viento las mueve a la vez que a nuestro barco, cómo las tormentas nos tambalean ferozmente hasta convertir nuestra nave en algo ingobernable.

elrincon sea of thieves scr3
La recreación del océano en Sea of Thieves es espectacular

Sin llegar a ser de una complejidad abrumadora, hay muchas cosas que tener en cuenta para navegar. El viento por supuesto influirá en nuestra aproximación al viaje, por lo que no tan solo tendremos que virar el timón a izquierda o derecha, sino que también debemos girar las velas para aprovechar el empuje, o recogerlas en parte si estamos adquiriendo una velocidad demasiado peligrosa. También tenemos una brújula por supuesto, pero no hay un marcador que nos indique el objetivo, y es algo que se agradece enormemente. Si quieres saber si te has desviado del rumbo hay que bajar a la sala del mapa y comprobar dónde estamos para corregir la travesía.

A todas estas acciones de navegación hay que sumar el saneamiento del barco con tablones, la necesidad de achicar el agua, la labor del vigía para anticiparse a ataques enemigos, el control del ancla y también el de los cañones si nos vemos envueltos en alguna refriega con otros jugadores, y no son cosas que uno pueda realizar desde el puesto de mando. Hay que moverse constantemente por el barco para poder realizar estas tareas, por lo que una vez más decidí empezar de nuevo, pero esta vez con amigos, manejando un barco grande. Así aprendí lo que el juego no es capaz de enseñarte: en Sea of Thieves es esencial jugar acompañados.

Vivir juntos, morir solos

Cuando compartimos el viaje con otros jugadores, las labores se reparten y los personajes se gritan órdenes unos a otros frenéticamente para gobernar el barco de manera adecuada, mientras escuchamos el crujir del barco reflejado en cada ola y nos acompaña una épica melodía pirata. Esto se hace más patente durante los ataques, en los que hay que tener verdadera pericia marinera y comunicarse eficientemente con los demás para ponerse en una posición favorable. La satisfacción de llevar a cabo la navegación y el combate naval de forma coordinada con tus compañeros es algo indescriptible.

elrincon sea of thieves scr1
Es casi obligatorio jugar acompañados en Sea of Thieves

Una vez en tierra, buscaremos el punto donde el tesoro está enterrado (que suele ser bastante sencillo) y podremos llevarlo de vuelta a nuestro barco. Sin embargo, en el camino podemos toparnos con esqueletos, los únicos enemigos controlados por el ordenador disponibles por el momento, con los que podremos combatir usando nuestra espada o pistola. El combate es uno de los puntos más flojos de esta experiencia: los enemigos vienen siempre solos, o de dos en dos, y caen tras un par de golpes. Solo podemos atacar o defendernos, y en general no sientes el peligro en ningún momento dada la simpleza y facilidad del sistema.

Con el tesoro en nuestro poder, recibiremos un nuevo encargo para encontrar un nuevo baúl en otra isla, y luego otro más. Una vez nos hagamos con ellos, hay que conseguir llevarlos de vuelta a la isla de la que partimos originalmente, y entregárselos al NPC que nos asignó la misión, recibiendo así nuestra recompensa en forma de oro. La complicación aquí viene del lado del resto de jugadores en el servidor, que intentarán hundir tu barco para apropiarse de tus tesoros y llevarse ellos el premio. Es en estas refriegas marítimas donde suceden las cosas más interesantes, aunque una vez más si llegamos a distancia de espada con el enemigo nos encontraremos con un combate simplón y aburrido. Pero más allá de cuidar de tus tesoros, no hay que temer por la pérdida del barco: después de caer en combate, personaje y nave reaparecerán en la isla más cercana.

Pero, ¿por qué no queda ron?

A pesar de lo limitado y repetitivo de la propuesta en la beta, Sea of Thieves promete muchísimo. La versión final dispondrá de diferentes enemigos, diferentes misiones más allá de la búsqueda del tesoro, facciones, armas, personalización del barco, y mucho más. Será el próximo 20 de marzo cuando podremos arriar velas y embarcarnos en una aventura que nos llevará a ser el próximo Jack Sparrow, en PC y Xbox One.

About Daniel Osuna Pérez

Titulado en Ciencias Empresariales y Marketing. Los videojuegos son mi vida, mi profesión y mi afición. Escribo sobre cine, series y videojuegos en ElRincon.TV desde mi refugio de Vault-Tec en Barcelona.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.