Home > Televisión > Eurovisión, un escaparate al mundo

Eurovisión, un escaparate al mundo

<

Un año ha pasado desde la victoria en Estocolmo de Jamala, la cantante de origen tártaro que dio la sorpresa en el último fesitval de Eurovisión. Su tema, 1944, que recuerda la deportación de los tártaros de Crimea, cautivó a Europa: coronó a su país, Ucrania, por segunda vez en la historia del certamen. Meses antes, las autoridades rusas habían acusado a la cantante de “ofender a Rusia” con el tema ucraniano. El triunfo de Jamala fue el desencadenante de una situación de inestabilidad política entre Rusia y Ucrania que pronto se desmoronaría.

Eurovisión, un escaparate al mundo

Esta semana, la capital del país anfitrión, Kiev, se viste de gala para recibir a los 42 participantes que competirán por el micrófono de cristal en la sexagésimo segunda edición del Festival de la Canción de Eurovisión. El lema de este año, Celebrate Diversity (Celebra la diversidad), invita a todos los espectadores a conocer Ucrania, que aprovecha la ocasión de acoger un certamen mediático a nivel mundial para intentar dejar atrás el pasado y mostrarse un país abierto a Europa, tolerante y comprometido con los derechos humanos. Nada más entrar en Kiev podemos ver un gran cartel en el que dice Freedom is our religion, toda una declaración de intenciones por parte de la sociedad ucraniana.

Eurovisión, un escaparate al mundo

Un año más, el festival se encuentra sumergido en polémicas. El conflicto político entre Ucrania y Rusia ha desembocado en la retirada de este último como participante tras la decisión de las autoridades ucranianas de prohibir la entrada a Yuliya Samoilova, la representante rusa que había entrado ilegalmente en la península de Crimea (anexionada a Rusia en el año 2014) para dar un concierto. Los eurofans acusaron a Rusia de buscar una polémica con la selección de Samoilova, ya que conocían las leyes y sabían que no podría volver a entrar al país para actuar. La Unión Europea de Radiodifusión (UER) promete graves sanciones para los dos países en los próximos meses por desprestigiar Eurovisión con sus disputas y podría ponerse en peligro la futura participación de Ucrania en el concurso.

Eurovisión, un escaparate al mundo
People gather near the Soviet monument, “Arch of the Friendship of Nations”, which is painted with rainbow colours, in celebration of diversity ahead of the Eurovision Song Contest, in central Kiev, Ukraine May 4, 2017. REUTERS/Gleb Garanich

Nuestro país también se encuentra en el centro de la polémica. El pasado 11 de febrero, España sufrió quizás uno de los momentos más deplorables en su historia televisiva. Una gala de preselección llena de errores técnicos, caótica y poco competitiva a nivel europeo, lo que demostró el poco interés de nuestro país en el festival y la nefasta gestión del mismo. El billete a Kiev se lo llevó el catalán Manel Navarro con la canción Do It for Your Lover tras pasar por un sistema de votación poco creíble donde prevaleció el voto del jurado, que dio a Manel la máxima puntuación, mientras que el público lo dejó en tercera posición. Esto ocasionó un malestar que vino acompañado de gritos y abucheos al recién elegido representante español, que como respuesta hizo un corte de mangas al público, gesto por el que se disculpó después.

Eurovisión, un escaparate al mundo

Un sector considerable de eurofans ha desatado la guerra este año contra Televisión Española, a la que acusa de beneficiar a Manel Navarro por tener el apoyo de una discográfica detrás además de una amistad con Xavi Martínez, miembro del jurado y locutor de los 40 Principales que votó a su favor en Objetivo Eurovisión. El conflicto eurovisivo ha llegado hasta el Congreso de los Diputados, donde la oposición ha exigido explicaciones a Toñi Prieto, directora de entretenimiento de TVE. Los fans se han movilizado en redes sociales para hacer un apagón televisivo durante la actuación del catalán, además de las críticas generalizadas a la delegación española que han hecho que nos situemos en la última posición en las apuestas sumando a un claro desprestigio para la ‘marca España’. A pesar de esto, el portal Eurovision-Spain organizó este pasado abril el mayor concierto eurovisivo en la historia de nuestro país, donde la mitad de los concursantes actuaron en la sala La Riviera, un espectáculo muy superior al ofrecido por la televisión pública aun con pocos recursos; un concierto de más de cuatro horas de duración que situó al público eurofan español en el centro de las miradas.

Eurovisión, un escaparate al mundo

Mientras, en Kiev, todo está preparado para las sucesivas galas del 9, 11 y 13 de mayo. El Centro Internacional de Exposiciones acoge un gran escenario en el que, el próximo sábado, hasta 13.000 espectadores podrán disfrutar del acontecimiento del año. A pesar de los problemas surgidos en la delegación ucraniana (que dimitió en bloque el pasado febrero por los cambios en la junta directiva de la televisión pública del país) y con el pánico surgido por los retrasos en la construcción del escenario y la salida a la venta de las entradas para las galas (que obligó a la UER a dar un toque de atención a la organización para poder cumplir los plazos), finalmente el desarrollo ha sido un éxito y la capital se encuentra volcada con el certamen: se han reservado espacios públicos para el Eurovillage, un recinto donde se celebrarán conciertos a lo largo de la semana (el más grande de estos últimos años); además del Euroclub, un edificio abierto para disfrutar de la música eurovisiva las 24 horas del día.

Eurovisión, un escaparate al mundo        Eurovisión, un escaparate al mundo

El gran favorito del año, el italiano Francesco Gabbani con su Occidentali’s Karma, promete arrasar en votos en una noche que se augura reñida según las apuestas de pago: Italia luchará por el primer puesto con Suecia, Bulgaria o la sorpresa de este año, Portugal. El cantante Salvador Sobral y el mensaje de la canción Amar pelos dois, se llevó la ovación del público y del jurado desde la elección del tema. El país sigue imbatible en los ensayos y se espera que nuestro vecino consiga el mayor número de votos de su historia eurovisiva. Otros países que no pasan desapercibidos son Rumanía y el canto tirolés de Yodel It!; Montenegro y Space, cuyo representante se corona como el mejor personaje del festival en décadas; Bélgica con City Lights, a pesar de la timidez de la cantante en el escenario; San Marino y Spirit of the Night, que lleva consigo la vuelta de la cantante Valentina Monetta por cuarta vez al certamen; o el australiano Isaiah Firebrace y su Don’t Come Easy, que demuestra el trabajo y la admiración del país oceánico por el festival y cuyo representante enamora a los presentes.

Actuación de Francesco Gabbani – Occidentali’s Karma (Italia)

Actuación de Salvador Sobral – Amar Pelos Dois (Portugal)

Pero hay más novedades este año. La primera, que todas las caras de los presentadores son de hombre. Y por otra parte, la gran pantalla LED, que creará diferentes ambientes, además de pequeños ajustes en los sistemas de votación para hacerlos aún más rápidos y no agotar al espectador. Este año en España, como novedad, veremos la Sagrada Familia de Barcelona de fondo durante las votaciones, en lugar de la capital, Madrid, donde tradicionalmente se habían dado los puntos.

Actuación de Isaiah – Don’t Come Easy (Australia)

Actuación de Ilinca ft. Alex Florea – Yodel It! (Romania) 

Actuación de Blanche – City Lights (Belgium) 

Actuación de Valentina Monetta & Jimmie Wilson – Spirit Of The Night (San Marino)

Esperemos que os sigáis enamorando y disfrutando como nosotros del mayor festival audiovisual y musical del mundo. ¡Os esperamos en Kiev!

Miguel Sobrino Engenios

About David Elvira

Titulado en Realización de Proyectos Audiovisuales y Espectáculos, Iluminación y Fotografía. Amante del cine, series, nuevas tecnologías y la fotografía. Paso la mitad de mi tiempo grabando y la otra analizando mis series y películas favoritas. "¿Has visto...?" como pregunta indispensable en mi vida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.