Home > Televisión > ‘La Huida’ aterriza en #0

‘La Huida’ aterriza en #0

<
p1af0s3hb91b8blmnem647j13ih9
Foto: Movistar Plus

Fernando Jerez (director de Movistar Plus) y Macarena Rey (Directora ejecutiva de Shine Iberia) presentan La Huida, adaptación nacional de Hunted, un reality show diferente y controvertido, creado por la BBC y en el que están poniendo interés varios países del globo terráqueo. Ante la constante vigilancia que experimentan los ciudadanos de cualquier ciudad, alrededor del mundo -en España se pueden encontrar hasta 3000 cámaras de video-vigilancia-, #0, canal insignia de Movistar Plus, emitirá a partir del 8 abril a las 21:30, la aventura de 15 aspirantes, cuyo objetivo no será otro que el de ocultarse de La Central, formada por miembros del CNP y del CNI, y que tratarán de darles alcance, mientras recorren más de 12.500 kilómetros de la geografía española -la única regla para escapar es no salir del país-.

Producida por Shine Iberia, La Huida es un nuevo experimento sociológico similar a lo que un día fue Gran Hermano, en el que se pondrá a prueba el sistema de vigilancia español, las capacidades de sus concursantes para burlar la misma y, lo más importante, el nivel de las herramientas empleadas por el Cuerpo Nacional de Policía y el departamento de Inteligencia, para rastrear y localizar a cualquier ciudadano, ya sea por transacciones bancarias, llamadas telefónicas o, incluso, interrogatorios. Para ello, el diseño del reality está dispuesto en dos bandos; fugitivos y cazadores. El objetivo de los primeros es desaparecer, y permanecer ocultos durante 28 días. El de los segundos, impedírselo.

Los 15 fugitivos; desde presentadoras de TV a vendedores ambulantes

1. Justo y César: Dos escoltas que vivieron los mejores años de su vida profesional durante los duros 90 en el País Vasco.

2. Laura y Shanos: Dos amigas de armas tomar, habituales del mundo de la noche que viven cada día como si fuera el último.

3. Diego y Juani: Un matrimonio de vendedores ambulantes que afronta el reto porque, según ellos, “los gitanos siempre han estado perseguidos”.

4. Marta y Mónica : Dos veinteañeras que se hacen llamar “Las Piruletas del Rollo”, cabezonas, alocadas y dispuestas a todo para vencer.

5. Toño y Robert: Dos amigos antagónicos. Un vividor y un padre de familia, que llegan a “La huida” buscando aventuras.

6. Ana y David: Novios con casi 20 años de diferencia. Él socorrista, ella presentadora de TV.

7. Luis e Iván: Dos amigos aficionados al rol, las consolas y las series, que buscan vivir en La Huida lo mismo que hasta hoy solo han sentido en los juegos.

8. Daniel: Aficionado a los viajes y la aventura. Propietario del primer escape room de Andalucía. Es el único que participa en solitario.

El equipo de cazadores; La Central: el CNP y el CNI al unísono

El realismo total es una de las máximas de La Huida. Por ello, el programa ha contado con varios miembros del Cuerpo Nacional de Policía y, también, del Cuerpo Nacional de Inteligencia, quienes dispondrán de todas las herramientas disponibles para localizar a los fugitivos. El equipo, denominado La Central, pondrá a prueba, no sólo a los concursantes, sino también a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, actualmente entre los más eficientes del mundo. Ángel Galán será una de las caras visibles de La Central, en la que psicólogos forenses, detectives privados y hackers servirán de ayuda a la causa de los cazadores. No como cazadora, pero sí como juez de las pruebas que se usarán para acusar a los fugitivos, participará Patricia López, periodista de Espejo Público.

p1af0s3hbpca31pqdos31ngv1gkok
Foto: Movistar Plus

Rodaje; La Huida es una superproducción

Durante 28 días ininterrumpidos, un equipo de más de 100 trabajadores ha recogido los movimientos de siete investigadores de La Central, además de seguir a los 15 fugitivos y los ocho operarios de campo, quienes recorrieron 12.500 kilómetros por casi 100 localidades del territorio español. 

Controversia; la causa y el efecto

Es inevitable pensar en los efectos secundarios de un reality, basado en los distintos modelos empleados por los concursantes para burlar a los investigadores, y en los distintos sistemas de vigilancia y rastreo, utilizados por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, en pos de localizar y acusar a los fugitivos. El tratamiento de las revelaciones o, incluso, la veracidad con la que se pueden evitar controles, cámaras de vigilancia y el seguimiento de movimientos por cuentas bancarias o teléfonos móviles, puede dar lugar a ideas equivocadas en la recepción del público. Los que piensen en ser fugitivos, y los que cambien su opinión sobre los cazadores, es decir, los que descubran técnicas de evasión, y los que puedan darse cuenta de los vacíos que existen, a pesar de mantener una vigilancia constante. Con todo y con ello, La Huida se antoja como un formato diferente, trabajado con esfuerzo y con un talento descomunal para el suspense.

Tráiler de La Huida

About Mario Álvarez de Luna

Periodista cultural | Crítico cinematográfico | Analista televisivo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.