Home > Televisión > Entrevista a José Yélamo
Entrevista a José Yélamo (Foto de Javier Arroyo)
Entrevista a José Yélamo (Foto de Javier Arroyo)

Entrevista a José Yélamo

<
Entrevista a José Yélamo (Foto de Javier Arroyo en javierarroyo.es)
Entrevista a José Yélamo (Foto de Javier Arroyo en javierarroyo.es)

Entrevista a José Yélamo

Gaditano, periodista, reportero. Así reza su perfil en Twitter, por donde amablemente nos atendió para concedernos una entrevista en octubre de 2014 y donde nos contó su presente y el de Más vale tarde, programa en el que le vemos todas las tardes pegado a un micrófono contándonos la actualidad de España. El programa está en máximos históricos y mes tras mes se asienta como todo un referente en la actualidad y la política, dándonos exclusivas y detalles. Él se muestra orgulloso de su labor y nos cuenta un poco de su recorrido y de su futuro. Desde aquó, agradecer por la entrevista a José Yélamo y esperar que la disfrutéis.

Para el que no sepa muy bien en qué consiste tu profesión, ¿podrías explicarnos qué hace un reportero en Más vale tarde?

Aunque Mamen (la presentadora) me pueda matar por esto (risas), los reporteros somos el alma del programa. Mamen es el cerebro, la que nos dirige y nosotros somos el motor del programa. El trabajo del reportero es muy amplio, por ejemplo tenemos compañeros especializados en economía que van a contar una pieza y recabar todo el material y fuentes que haya sobre el asunto, para después cuando tenga que hablar en ese minuto o medio o dos minutos sirvan al espectador a entender mejor todo, aunque eso conlleva muchas horas de trabajo detrás.

Luego está el perfil un poco más parecido al mío, yo soy un poco más “reportero de calle”. El perfil es más diferente y para mi es más excitante, ya que al estar en la calle tienes que estar constantemente pegado a la evolución de esa noticia. Por ejemplo, con el tema del ébola (actualidad cuando hicimos la entrevista) me voy al hospital Carlos III y me paso allí toda la jornada, unas siete u ocho horas, teniendo que estar al día de todo lo que acontece, teniendo información por todos los canales. Por tanto, es un trabajo amplio y que te exige estar enganchado.

¿Cómo es el día a día de un reportero?

El día a día de un reportero de Más vale tarde, que es mi caso. Yo llego a las 12 de la mañana a la redacción del canal y dependiendo de la actualidad suelo estar o no en la calle. Llego y me actualizo, aunque llegas ya sabiendo cómo va el tema, sé cómo va actualizando esa información las últimas horas con la intención de tener ya una base. Luego vas al sitio donde te han mandado y allí tienes que estar pendiente de todo lo que se dice, lo que se habla y estar atento en cualquier momento para poder entrar en directo.

El programa empieza a las 17:30, con lo que a las 17:00 ya estás en tensión y sabiendo más o menos los directos que tendrás en el mismo, si vas a tener cuatro o dos directos, te preparas el contenido para contarlo luego, aunque en mi caso también soy de La sexta noticias y me suelo quedar para el informativo.

Hablando de tensión, hace poco vimos un momento complicado con las asociaciones y okupas, ¿esa tensión se vive en el día a día del reportero? ¿es complicado a veces estar en el foco de la noticia?

Claro, hay veces que sí y yo en mi caso lo vivo más al estar en la calle. Yo estoy muy presente siempre en manifestaciones, lugares donde hay conflictos (vecinales, sociales…), en fin, es el terreno donde disfruto y lo importante en esas circunstancias y el motivo por el que creo que mis jefes confían en mi es que hay que mantener la calma, no dar nada por sabido, nada por hecho, describir lo que está pasando y ser muy prudente.

¿Se podría decir que el momento político y social que vive España es bueno para la información?

Sí, yo creo que sí, sobre todo para la información política en este caso. Por ejemplo, un programa al que pertenecí y tengo mucho cariño y muchos compañeros como España Directo no tiene información política y no está dando las cifras de audiencias de antes y ese tipo de información ahora los telespectadores no la están solicitando tanto. Yo equiparo eso al éxito de La Sexta o de Cuatro, cadenas con mucho contenido político o que están añadiéndolo en sus programas.

Por tanto, yo creo que la gente quiere información política de rigor, gente que hace seis años no se planteaba ver una rueda de prensa de Cristóbal Montoro, ahora sí la quiere ver. Creo que eso se explica un poco el éxito de La Sexta en los últimos años y que otros formatos que han sido exitosos, como España Directo donde yo me he formado como periodista y con un formato brillante, la gente no responde tanto quizás por esa falta de información política.

Entrevista a José Yélamo (Foto de Javier Arroyo de Atelier Fotografico)
Entrevista a José Yélamo (Foto de Javier Arroyo de Atelier Fotografico en javierarroyo.es)

Hablando de España Directo, has estado allí dos veces, en Telecinco, en el Correo de Andalucía y en el Diario de Cádiz, ¿qué diferencias puedes notar en los distintos lugares en tu carrera profesional?

Por un lado, situaría la prensa escrita en un ámbito totalmente distinto. Ahí me formé como periodista en información local y eso te da la raíz, la esencia del profesional que tú vayas a ser. El hecho de que vayas a un ayuntamiento a hablar con un concejal y preguntarle por lo que ha dicho, a un barrio a hablar con un dirigente vecinal y tú creas la historia desde cero. La gran diferencia con la televisión es que nosotros trabajamos con tanta inmediatez que es muy difícil producir nuestras propias noticias.

Hay historias que se producen por nosotros, por supuesto, pero para un programa de diario es muy complicado. Y respecto a la televisión pública y la privada, para mi la primera fue una gran escuela, pero nosotros trabajamos contratados por Mediapro por lo que tampoco notábamos mucho el cambio. Pero es cierto que es diferente el tiempo, la conciencia de servicio público, aunque en La Sexta creo que hacemos mucho, y bueno, intofmativamente hay diferencias. Luego la esencia de la inmediatez y la premura es prácticamente la misma.

Viendo un poco de tu presencia online, vimos un vídeo de tu presencia como cantante de flamenco en Nueva Zelanda, ¿nos puedes explicar un poco más eso?

Yo siempre he cantado, me ha gustado mucho cantar, muy mal, aunque siempre me ha gustado en ferias, bautizos, comuniones…y es una afición que siempre he tenido. En el 2011 acaba España Directo y nos embarcamos en un proyecto unos cuantos que se llamó Verano Directo, precisamente en La Sexta, que duró escasamente 3-4 meses, toda una pena porque era un buen programa.

Así, aquello no salió muy bien, tenía 27 años y no tenía ataduras personales, por lo que vi que era el momento de hacer algo que quería hacer desde hacía muchísimo tiempo que era aprender bien inglés, viajar solo y conocer otra parte del mundo. Entonces, se me cruzaron los cables, les di un disgusto a mis padres y con el finiquito me compré un billete de avión a Nueva Zelanda.

La intención era viajar, conocer aquello, etc. Eso es lo que hice hasta que se me acabó el dinero, me entraron los agobios y a los 3-4 meses yo no tenía visado de trabajo y empecé a dar vueltas por el país buscando lo que saliera. Estuve haciendo la vendimia, recogiendo kiwis, cuidando niños, paseando perros, hacia de todo. Entonces conocí a un músico de Sevilla que tocaba la guitarra y nos hicimos muy amigos, empezando él a tocar y yo a cantar y aquello parecía que gustaba. Tocábamos en fiestas, después en restaurantes, luego nos llamaron para la radio pública de Nueva Zelanda y al final acabamos en un programa a nivel nacional del país, en Las mañanas de La 1 de allí, donde estuvimos cantando y haciendo un salmorejo en la sección de cocina.

Fue una experiencia de un año y dos meses en total, también estuve en Samoa (Polinesia) un par de meses, que me sirvieron para aprender inglés, aunque se te queda en un lugar muy secundario, me sirvió sobre todo para crecer como persona, para madurar y para conocer otras maneras de pensar.

¿Se necesita quizás ese campo de visión amplio para dedicarse al periodismo?

Por supuesto, un periodista tiene que ser ante todo una persona sensible, tolerante y curiosa, interesada en saber qué piensan otros y que es capaz de ponerse en la piel de otros. Yo creo que tengo un defecto, pero no sé si es una virtud para ser periodista, que si tú me argumentas bien tu argumento, aunque pueda estar en contra, me puedo poner en tu lugar y te llego a entender. Creo que al final eso es ser tolerante, aunque no comparta tu opinión y yo creo que ahí parte la base de ser buen periodista, siempre diciendo esto desde la total humildad, ya que llevo diez años en la profesión y tengo que aprender muchísimo, pero creo que hay que ser una persona sensible y tolerante.

About Santi de la Flor

Marketing, turismo y comunicación. En el audiovisual, lo mismo veo la ciencia ficción más indie que el drama más comercial, todo sea por descubrir nuevas historias que nos muestren mundos en los que no entraríamos de otra forma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.