Home > Series > Series USA > The Expanse (Syfy): crítica
The Expanse (syfy)

The Expanse (Syfy): crítica

<

Crítica de The Expanse (Syfy)

Enero 2016, después de unas navidades con toneladas de comida, decidimos sentarnos a ver qué nos ofrece la nueva temporada televisiva estadounidense y descubrimos que hay una serie de ciencia ficción llamada The Expanse y con todas las características que pueden hacer que me enganche a una serie, ¡a otra más!

La sinopsis de The Expanse es sencilla aunque tramposa a la vez. La ficción de Syfy se basa en la saga de novelas de James S.A. Corey. Nos encontramos 200 años respecto a nuestro presente y la raza humana ha conquistado todo el sistema solar y lo ha poblado. Hay dos superpotencias (atentos a las referencias), formadas por la Tierra y la Luna la primera de ellas y por un hipermilitarizado Marte, independientes. Más allá, se encuentra el cinturón de asteroides con población humana y también los denominados ‘Belter’, humanos que han sufrido los efectos de la gravedad durante generaciones y que tienen enfermedades degenerativas. Así, ese pueblo que se dedica a recoger materias primas para las superpotencias (de nuevo referencia) quiere empezar una revolución.

Si lees eso, querrás ir corriendo a verla. Espera. The Expanse es más política que ciencia ficción, aunque ese elemento será revelado a lo largo de los capítulos. Aquí tenemos una serie que intenta hablarnos de la manera más cercana posible a los posibles efectos de colonizar (referencia final) otros planetas y no perder por el camino. Nos hablará de cómo son los efectos de la gravedad, de los viajes en el espacio y en menor medida qué tecnologías podemos imaginarnos de aquí a 200 años vista.

Así, lo que desata el nudo principal de la serie son unas protestas organizadas por OPA, una especie de grupo nacionalista que quiera la independencia de los planetas exteriores y que está dinamitando una tranquila Guerra Fría entre la Tierra y Marte. Y a su vez, la desaparición en medio de todo este barullo de Juliette Andromeda Mao, la heredera de una compañía mercantil líder en el universo y un mensaje de socorro de un capitán de segunda que afirma que su nave ha sido aniquilado por una nave marciana.

Serie The Expanse

The Expanse es ese universo que todos hemos querido vivir alguna vez, pero no es ese mapa turístico constante e infinito cargado de colores y formas diferentes de vivir; es un mundo gris, lúgubre y falto de esperanza. Es una trama política que cansa hasta la extenuación y que genera malestar en sus habitantes. Es un gobierno dictatorial y militarizado con las libertades reducidas.

Pero es eso lo que hace a The Expanse un poco diferente al resto de series del género, intenta humanizarse y parecerse algo más a un drama convencional. Quizás los primeros episodios se pasen de información, de explicar todo con detalle y demasiadas historias paralelas algo inconexas y poco atrayentes, pero es a su vez un punto de partida bien construido y con intriga suficiente para pegarte al sofá y querer disfrutar de ella. Cosa aparte su protagonista maniquí y de look estrafalario.

Conéctate con The Expanse, quizás haya merecido la pena esperar tanto a que el Syfy más tradicional volviera, pero tras Dark Matter, parece que retorna con fuerzas. Y por favor, dejen de compararla con Game of Thrones o Battlestar Galactica, esas producciones tienen un universo único que todavía esta ficción tiene que demostrar.

Tráiler de The Expanse

Review

7

Muy buena

The Expanse es ciencia ficción clásica y eso hace que me gane, pero además su intriga y su atmósfera te envuelven queriendo saber más de la historia, a pesar del mal hacer de su protagonista.

User Rating: 4.5 ( 1 votes)

About Santi de la Flor

Marketing, turismo y comunicación. En el audiovisual, lo mismo veo la ciencia ficción más indie que el drama más comercial, todo sea por descubrir nuevas historias que nos muestren mundos en los que no entraríamos de otra forma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.