Home > Series > Series USA > ¿Por qué Sansa Stark no es menos que Daenerys o Arya? (‘Game of Thrones’)

¿Por qué Sansa Stark no es menos que Daenerys o Arya? (‘Game of Thrones’)

Se tiende a infravalorar la figura de Sansa Stark, sin embargo la hija de Ned Stark no es menos que su hermana Arya, o la Madre de los dragones, Daenerys Targaryen, te explicamos nuestras razones a continuación de porque Sansa Stark no es menos que Daenerys o Arya.

Sansa Stark no es menos que Daenerys o Arya

Quizás no sepa luchar como su hermana Arya o no tenga dragones como Daenerys, pero Sansa, a lo largo de siete temporadas no ha necesitado nada de eso para demostrar su valia, que es mucha.

Crimen en el paraíso

Con 13 años nos presentan a una niña educada para asumir el rol femenino que se esperaba en una mujer de la edad media. Sansa Stark soñaba con casarse con un príncipe azul y ser reina algún día, criar a sus hijos para que fueran lores y vivir a la sombra de un hombre.

Sin embargo, todo esto va cambiando desde el momento en el que su padre, Lord Eddard Stark es ejecutado en su presencia sin ningún tipo de miramientos. Más tarde, Joffrey, su prometido y futuro rey, obliga a la joven a observar la cabeza de su padre en una pica mientras alardea de que la siguiente será la del traidor de su hermano Robb, proclamado Rey en el Norte. Ella le mira y afirma con frialdad pasmosa “quizás él me de la tuya”. A pesar de sufrir humillaciones y malos tratos, no sería la última vez que Sansa desafiara al tirano, en otra secuencia vemos como ella se burla cuando Joffrey dice que los príncipes no lloran, la norteña replica “Yo te he visto llorar”.

Al avecinarse la batalla, Sansa (que ya ha aprendido algo de Cersei) manipula al supuesto heredero de los 7 reinos para que encabece a sus soldados y no se quede en la retaguardia convencida de que no saldrá vivo, demostrando el cobarde que es, ni siquiera luchó.

Forzada a casarse más tarde con Tyrion Lannister, que la trata con bondad, se adapta a la situación y cuando este se dispone a dirigir a las tropas Lannister contra Stannis Baratheon, le desea que vuelva sano y salvo y le dice que rezará por él. Él mismo Tyrion empieza a notar la astucia de la joven Stark cuando afirma que si sigue por ese camino quizás les sobreviva a todos.

Sansa acaba en Nido de Aguilas con su tía materna, Lysa Arryn y Lord Baelish (conocido como Meñique). Lejos de sentirse a salvo, su propia tía intenta acabar con su vida. Es entonces cuando regresa a Invernalia con Meñique, que la vende a los Bolton sin ningún tipo de escrúpulo.

De nuevo se ve avocada al matrimonio, esta vez con Ramsay Bolton, un sádico que disfruta del dolor ajeno y que ni pestañea mientras la viola en su lecho nupcial. Atrapada en su propio hogar, vigilada y amenazada, no duda en recordar a la amante de su (desgraciadamente) marido que ella es Sansa Stark de Invernalia, que esa es su casa y nadie puede herirla. Otra muestra de valor por parte de la norteña pelirroja, que nunca olvida quién es y de dónde viene. Una vez más escapa, saltando el muro, una caída en la que podría haber muerto.

Después de sobrevivir a Joffrey, Cersei (que la quiere muerta y la acusa de asesinato), su tía Lysa, y Ramsay Bolton con todo lo que eso conlleva, aprende de sus errores y muchas lecciones de cada uno de ellos. Uno de los momentos más emotivos es su reencuentro con Jon Snow, su medio hermano. Sansa es la primera persona en decirle que para ella, él es un Stark, sin importar las circunstancias de su nacimiento.

Sansa insta a su hermano a recuperar Invernalia, Jon accede y reune un ejército para enfrentarse al de Ramsay Bolton, a pesar de las advertencias sobre los juegos mentales del malvado Bolton, Jon cae en su trampa lo que hace que quede en clara desventaja. Sansa que ha pedido ayuda a Meñique, es clave para que este acuda con los caballeros del valle de Arryn, consiguiendo la victoria final. Con Invernalia en manos de los Stark, sus legítimos dueños, de nuevo la hija mayor de Ned, demuestra su valentia en un cara a cara con su violador, al que mata de una manera cruel (Un día antes ya le había avisado de que iba a morir).

En esta temporada la hemos visto reinar junto a Jon al que aconseja y no duda en llevar la contraria si cree que está equivocado, hecho que sus haters aprovechan para tacharla de ambiciosa, y apresurarse a afirmar que le traicionará porque solo quiere poder.

Sansa Stark no es menos que Denerys o Arya

También se ha reunido con el resto de sus hermanos supervivientes: Arya y Bran Stark. Su relación con Arya es tensa y al igual que Meñique los detractores de la actual Señora de Invernalia aprovechan esta situación para meter cizaña.

Sansa Stark empezó siendo una joven ingenua que veía un mundo de color de rosa ante ella, pero es una de las mejores jugadoras de este “Juego de Tronos”, no necesita las habilidades de Arya (Irónico que muchos intenten reivindicar el papel de la mujer pero solo alaben a Arya por saber manejar una espada, una habilidad atribuida a la masculinidad), tampoco necesita dragones como Daenerys… y a pesar de que sus haters se empeñen en afirmar que traicionará a Jon, tacharla de ambiciosa, engreída y buscar el mínimo resquicio para hacer sangre, lo cierto es que es uno de los personajes con mayor evolución de la serie.

Ha probado su astucia, su capacidad de adaptación, su valentía, la preocupación por su gente y el arte de gobernar…  y lo más importante: Sobrevivir usando sus propias armas, y aunque a algunos les cause gran pesar, a La Señora de Invernalia aún la queda un gran papel por jugar.

¿Qué pensais? ¿Se acabará la tensión entre hermanas? ¿Meñique manipula a Sansa o Sansa manipula a Meñique? En cualquier caso… Sansa Stark no es menos que Daenerys o Arya.

 

About Patricia L. Alburquerque

Madrileña graduada en periodismo. Aficionada al fútbol y la buena lectura. Mi super poder es cazar series sin descanso.

One comment

  1. Totalmente deacuerdo…esa es la sra de Invernalia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.