Home > Series > Series USA > Crítica de The Art of More (Crackle)

Crítica de The Art of More (Crackle)

<

Crítica de The Art of More (Crackle)

Hace ya varios meses que el canal de cable Crackle estrenó The Art of More, una de sus primeras producciones de ficción originales, ya que últimamente si no tienes por lo menos una serie propia, en Estados Unidos no te tienen en cuenta como cadena de TV. La cuestión es que les debe haber salido bien la jugada, porque The Art of More ya tiene confirmada una segunda temporada.

Crítica de The Art of More (Crackle)

La serie está centrada en el lujoso mundo de las casas de subastas de Nueva York y en cómo todos, trabajadores, compradores y vendedores, juegan sus cartas para sacar el máximo beneficio posible. El protagonista de la historia es Thomas Graham Connor (Christian Cooke), un novato en el mundo de la compra-venta de objetos de lujo que se ha hecho un hueco en una de las casas de subasta más importantes del país gracias a oportunas alianzas y actuaciones que en muchas ocasiones son de dudosa moralidad. Thomas fue en su día un ladrón de reliquias y antigüedades que se fue haciendo un nombre gracias a los ‘productos’ que vendía, pero su pasado volverá a su vida cuando él pensaba que ya tenía la vida que siempre había querido del todo encarrillada.

Crítica de The Art of More (Crackle)

The Art of More está bien hecha técnicamente, tiene una fotografía cuidada y las pocas escenas de acción de su piloto están bastante bien rodadas, por lo que en el apartado técnico no tiene nada que envidiar a las producciones del resto de cadenas de TV americanas. En el apartado creativo, en cambio, se nota que Crackle es una cadena con menos presupuesto y mucha menos experiencia en el terreno de la ficción porque a la serie le cuesta proponer una idea que capte el interés del espectador medio. La serie, por el mundo que trata y el terreno donde se mueve, está claramente enfocada a un target bastante específico, por lo que captar al público mayoritario tampoco es su objetivo, pero eso tampoco debería impedir que un espectador corriente pudiera acercarse a la serie con curiosidad.

El lenguaje usado, por ejemplo, en las conversaciones que tienen lugar en la casa de subastas, es un lenguaje muy técnico y relacionado con el mundo de las finanzas, por lo que en algunos momentos cuesta seguir el hilo si no estás familiarizado con él. En ese aspecto, muchas series con tramas o sub-tramas del mundo económico acaban pecando de lo mismo, y series como House of Lies cometen los mismos ‘errores’. No digo que esa decisión sea un error en sí misma, pero sí que en muchas ocasiones impide que el espectador se sienta identificado con lo que está viendo o incluso que lo entienda a la perfección.

Crítica de The Art of More (Crackle)

A nivel interpretativo The Art of More está bastante bien compensada y contar con un nombre como el de Clive Owen en su plantel es un gran argumento a favor, lo que sumado a lo anterior deja una serie muy decente y con posibilidades de futuro. Como decía, The Art of More no es una serie para todo el mundo, pero sí será muy disfrutable para aquellos que buscan una serie trabajada, con altas dosis de acción y con la moral de sus personajes en constante entredicho. Pero si lo que buscáis es algo ligero que no os haga pensar mucho, posiblemente deberíais intentarlo con otra cosa.

Crítica de The Art of More (Crackle)

5,75 - PASABLE

Pasable

Crackle nos presenta una de sus primeras ficciones originales con un drama interesante, con acción y que pone en entredicho la moralidad de sus personajes de forma constante. Nombres como Clive Owen o Christian Cooke ponen el listón interpretativo alto, pero con un lenguaje bastante técnico no pone su visionado del todo fácil.

User Rating: Be the first one !

About Eric Mendo

Recientemente licenciado en Comunicación Audiovisual y una de las personas que más series ve de las que conozco, no lo puedo evitar. Mi paraíso sería cobrar por ver series, pero tiempo al tiempo. Me chiflan las ficciones americanas, y cada vez más algunas británicas, pero siento cierta devoción por la fantasía y la ciencia-ficción. Puedo ver auténticos dramas adorados por la crítica como Homeland o The Americans y pasarme justo después a los mayores "guilty-pleasures" de la televisión como Witches of East End o gran parte de la parrilla de TheCW. Títulos como Doctor Who, Pushing Daisies, Fringe o Veronica Mas son los que más huella han dejado en mi.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.