Home > Series > Series USA > Crítica de Star-Crossed: Adolescentes y rechazo social

Crítica de Star-Crossed: Adolescentes y rechazo social

<
Crítica de Star-Crossed
Crítica de Star-Crossed

Crítica de Star-Crossed: Adolescentes, alienígenas y rechazo social.

El pasado lunes se estrenó en Estados Unidos Star-Crossed, una de las pocas novedades de la cadena The CW para midseason esta temporada junto a The 100. Desde este lado del Atlántico teníamos cierta curiosidad por ver qué nos ofrecía porque la idea de la serie es española, concretamente de la productora Isla Producciones, que tras no encontrar una cadena que la comprara en España decidió probar suerte al otro lado del charco. Y la encontró.

O por lo menos la había encontrado hasta ahora, porque su estreno en The CW y contra los Juegos Olímpicos no dejó muy buenas sensaciones: 1,3 millones de espectadores y un flojo 0,4 de rating que la meten de lleno en el saco de las cancelaciones de mayo. Pero el tiempo dirá qué ocurre con ella.

Antes de comentar mis impresiones sobre el piloto, aquí tenéis una pequeña sinopsis:

Star-Crossed es una serie ambientada en un futuro no muy lejano en el que una raza alienígena llega a la Tierra en busca de asilo pero se encuentra con la oposición bélica de una raza humana que se cree invadida. Roman es un niño extraterrestre que logra esconderse en la caseta del jardín de una familia cercana al lugar donde llegó su nave, donde Emery, la hija pequeña de la familia, le ayuda a esconderse hasta que la policía da con él. Diez años después, el gobierno lanza un programa de integración de los Atrians, la raza extraterrestre, permitiendo a 7 de sus jóvenes acceder a la educación en un centro escolar, donde Roman se reencontrará con Emery, que le creía muerto.

Crítica de Star-Crossed: Matt Lanter interpreta a Roman
Crítica de Star-Crossed: Matt Lanter interpreta a Roman

La serie nos ofrece exactamente lo que uno se espera de The CW, que aunque recientemente ha conseguido darnos productos algo distintos (Arrow), sigue resistiéndose a abandonar el género ‘teen’ que tan buenos resultados le dio en el pasado. Así, es fácil encontrar todos los elementos típicos del género: el instituto, el grupo de populares/matones de turno que rechaza a los nuevos, la chica buena y responsable que se enamora del chico ‘malo’ y problemático que esta vez es un extraterrestre, la amiga con problemas y totalmente abierta a la integración de los demás, etc.

El elemento alienígena parece lo único que diferencia esta de cualquier otra serie de instituto, algo que intenta darle algo de novedad y originalidad a la serie, aunque a priori podría parecer una simple excusa para desarrollar otra Romeo y Julieta juvenil. En cambio, la serie parece querer aprovechar ese elemento como crítica de una sociedad que sigue siendo racista y que cuando se encuentra con un ‘invasor’, sea con buenas o malas intenciones, se cierra en banda a él. En este aspecto me ha parecido muy acertado un plano en el que varios chicos y chicas se reían y burlaban de los extraterrestres, entre ellos varias personas negras, un colectivo tradicionalmente muy afectado por este tipo de acoso y violencia.

Ese contexto muestra todo su potencial conforme avanza el capítulo, especialmente hacia el final,  por lo que Star-Crossed podría aprovechar el contexto político-social para crear tramas interesantes y que se alejen un poco del lío amoroso de los protagonistas, aunque está claro que este será el centro de atención.

Crítica de Star-Crossed: El contexto social y político es uno de los aspectos más interesantes.
Crítica de Star-Crossed: El contexto social y político es uno de los aspectos más interesantes.

Los contras de la serie los encontramos como casi siempre en el cast (y no solo es cosa de esta crítica de Star-Crossed). Está en el ADN de The CW contar con multitud de chicos y chicas jóvenes y guapos que encarnen a sus personajes, que aunque esta vez no terminan de desencajar, dejan bastante que desear. Aimee Teegarden está bien en su papel de Emery. Es una actriz joven y no muy conocida que parece llevar bien el peso de la serie, pero Matt Lanter no termina de convencer. Esperemos que en un futuro consigan asentarse en sus papeles y tener la química necesaria para sostener gran parte de la serie, que al fin y al cabo se centrará en su historia de amor y los obstáculos que atraviesen.

Crítica de Star-Crossed: futurismo innecesario

Ambientar la serie en el futuro es otro de los puntos negativos de Star-Crossed, no por el hecho de hacerlo sino por el cómo lo hacen. El uso de la tecnología futurista no tiene ninguna función más allá de quedar bonita en pantalla (pasarse información a través del móvil con sólo tocarse, elegir el menú para comer en el instituto…), y no creo que sea necesario ambientarla en un futuro (2024, tampoco muy lejos) cuando podrían ahorrarse todos esos efectos especiales fallidos y dedicarlos a desarrollar mejor el universo Atrian que sí podría beneficiarse de esos avances tecnológicos. Incluso podrían servir como punto de conflicto entre ambas razas y desarrollar mejores tramas, como esa que se deja abierta al final del episodio en el hospital o la posible guerra abierta entre ambas razas debido a ciertos acontecimientos.

Con todo esto, Star-Crossed es una serie que sigue el patrón habitual de The CW con sus romances adolescentes prohibidos y demás pero que añade ese contexto social y político que puede resultar interesante si se desarrolla correctamente durante los 13 capítulos que pueda tener la serie si su audiencia no remonta, por lo que le seguiremos la pista de cerca. Hasta aquí nuestra crítica de Star-Crossed, ahora, ¿ tú que opinas?

Review Overview

5,7

PASABLE

Star-Crossed se adentra de lleno en los típicos 'teen-dramas' de The CW pero añade elementos futuristas y un contexto social y político interesante y con potencial.

User Rating: 2.9 ( 1 votes)

About Eric Mendo

Recientemente licenciado en Comunicación Audiovisual y una de las personas que más series ve de las que conozco, no lo puedo evitar. Mi paraíso sería cobrar por ver series, pero tiempo al tiempo. Me chiflan las ficciones americanas, y cada vez más algunas británicas, pero siento cierta devoción por la fantasía y la ciencia-ficción. Puedo ver auténticos dramas adorados por la crítica como Homeland o The Americans y pasarme justo después a los mayores "guilty-pleasures" de la televisión como Witches of East End o gran parte de la parrilla de TheCW. Títulos como Doctor Who, Pushing Daisies, Fringe o Veronica Mas son los que más huella han dejado en mi.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.