Home > Series > Series USA > Crítica de Revenge: Muertos, divas, palas y cojines

Crítica de Revenge: Muertos, divas, palas y cojines

Crítica de Revenge: Muertos, divas, palas y cojines.
Crítica de Revenge: Muertos, divas, palas y cojines.

Crítica de Revenge: Muertos, divas, palas y cojines.

Ya lo dejé entrever en la crítica de midseason que hice de Revenge, pero su segunda mitad de temporada no ha hecho más que darnos la razón a todos los que sabíamos que la segunda temporada de la serie la íbamos a olvidar pronto. Durante su tercera entrega hemos tenido de todo: culebrones familiares, hijos bastardos y pirómanos, secuestros, asesinatos y mucho, mucho veneno por parte de las dos grandes protagonistas de esta ficción: Emily Thorne y Victoria Grayson. Porque si algo es Revenge es una batalla encarnizada, dialéctica y a puñalada sucia, entre dos de las divas más grandes que nos ha dado la televisión en los últimos años. El título del post es una clara referencia a dos de los grandes momentazos que nos ha dejado esta finale de la ficción de la ABC, por si alguien todavía no sabe de qué va la cosa.

Professor T COSMO

(A partir de aquí lee con cuidado, hay spoilers sobre la tercera temporada de Revenge)

Después de esa boda con la que nos sorprendieron a mitad de temporada y de que Daniel se enterase de que su esposa iba con segundas, Revenge ha madurado colocando a todos los personajes en un bando u otro, exceptuando a una Charlotte que ha estado deambulando hasta el final. Por un lado nos encontramos con Emily/Amanda, dispuesta más que nunca a vengarse de todos, incluido un Daniel que la dejó sin posibilidades de formar una familia propia. Como aliados, cuenta con el inseparable de Aiden, que llega a dar la vida, literalmente, por ella; Nolan, que sigue siendo una garantía en cuanto a la tecnología que Emily necesita en cada momento; y un Jack que ha terminado entrando al juego harto de estar a oscuras de los planes de todos y acabar recibiendo siempre las consecuencias negativas.

Crítica de Revenge: Aiden (Barry Sloane) ha terminando perdiendo la vida por la venganza personal de Emily/Amanda.
Crítica de Revenge: Aiden (Barry Sloane) ha terminando perdiendo la vida por la venganza personal de Emily/Amanda.

En el otro lado nos encontramos, como no, con Victoria y Conrad Grayson, dos de los villanos más potentes de la televisión esta temporada a base de planes y argucias para salirse con la suya; a su hijo Daniel, que se ha mostrado casi peor que sus padres, ya que él no hace las cosas para protegerse a sí mismo o a su familia, lo hace directamente para incordiar a los demás; y varios personajes que han ido apareciendo para dejar su granito de arena, como Pascal Lemarchal o su hija Margaux, que ha terminado por sucumbir al lado oscuro de Daniel. Entre todos han formado infinidad de alianzas y planes para derribar al oponente que a veces han funcionado y otras se han quedado en agua de nadie. Finalmente, Revenge ha decidido ir a por todas en su final y regalarnos probablemente el mejor capítulo de toda su trayectoria televisiva.

Después de que Charlotte delatara sin querer la implicación de Conrad en la falsa culpabilidad de David Clarke, Conrad termina escapando de prisión gracias a sus largos hilos y los intereses que tiene depositados por todas las altas esferas de poder. Lamentablemente, la alegría de sentirse invencible no le dura mucho, porque uno de los grandes giros del capítulo termina por apartarlo del camino. O por lo menos eso parece, que no sería la primera vez que un personaje aparentemente muerto regresa (ejem, Lydia). Y el más claro ejemplo de ello es el propio David Clarke, que reaparece de entre las sombras para acabar él mismo con el patriarca de la familia Grayson. Verás tú cuando Victoria y Emily se enteren de que está vivo, porque va a parecer el rosario de la aurora.

Crítica de Revenge: David (James Tupper) reaparece de entre los muertos para encargarse personalmente de Conrad Grayson.
Crítica de Revenge: David (James Tupper) reaparece de entre los muertos para encargarse personalmente de Conrad Grayson.

Siguiendo con las tramas abiertas, Charlotte reconoce a Jack como uno de sus captores gracias a la particular caricia que su cuñado le hace en un hombro, y no duda ni un segundo en llamar a la policía en vez de hablar personalmente con él para que se lo lleven preso. Muchos hilos tendrá que manejar Emily si quiere salvar a su amigo de la cárcel esta vez. Y Daniel, muy a su bola últimamente, se ha visto atacado por los malvados planes de Gideon LeMarchal, que parece que ha aparecido con ganas de fiesta después de que su hermana se haya quedado con todo el imperio LeMarchal tras la muerte de su padre. De Nolan y Gideon podría salir una asociación más que interesante, uno por querer recuperar el imperio de su padre y el otro para recuperar la gloria perdida por culpa de Daniel Grayson. Vamos, que sus intereses pueden llevarlos de la mano durante mucho tiempo.

Crítica de Revenge: Nolan y Gideon LeMarchal han puesto a Daniel en el punto de mira de su propia venganza.
Crítica de Revenge: Nolan y Gideon LeMarchal han puesto a Daniel en el punto de mira de su propia venganza.

Pero vayamos a la trama verdaderamente interesante de Revenge, la que todos queremos cuando nos ponemos un capítulo de esta serie, y no es otra que la batalla Emily-Victoria. Victoria ya sabe que Emily es Amanda Clarke después de haberle planteado varias trampas en las que Amanda ha caído sabiendo que lo eran. Vamos, que ya le da igual que se sepa lo suyo porque está muy segura de ganar. Y vaya si lo ha hecho (por ahora) aun perdiendo piezas importantes por el camino. Con la caída de Conrad, Emily sabe que la psicóloga que le lavó el cerebro de pequeña es la única que puede hacer caer a Victoria, y manda a Aiden para que se le acerque y la amenace buscando lo que quiere. Con lo que no cuenta Emily es que Victoria ya había previsto su paso (de nuevo, ya sabiendo que Emily es Amanda) y ha drogado a Aiden en la consulta de la psicóloga para después ahogarlo con un cojín y mandárselo a Emily a modo de regalo en uno de los momentazos televisivos por excelencia de esta temporada.

Crítica de Revenge: Victoria mata con sus propias manos a Aiden en uno de los momentazos de la temporada.
Crítica de Revenge: Victoria mata con sus propias manos a Aiden en uno de los momentazos de la temporada.

Este último movimiento es el que enciende finalmente a Emily, que se va al cementerio en lo que parece un acto imprevisto. Victoria aparece allí y le confiesa saber su verdadera identidad, y que desenterrando a David Clarke no va a conseguir nada, a lo que ella contesta: no le estoy desenterrando a él, y acto seguida le propina un palazo que pasará a la historia, sin duda otro de los momentazos del año. El plan de Emily era internar a Victoria en un hospital psiquiátrico con la complicidad de su psicóloga, alegando que Victoria está perdiendo la cabeza y ha empezado a decir por ahí que Emily es en verdad Amanda Clarke, razón por la que desenterró su tumba (situada justo al lado de la de David) para probarlo. Esa última imagen final y las palabras de Victoria y Emily resumen a la perfección lo que ha sido esta temporada de Revenge, una temporada que ha recuperado la esencia del principio, superándola incluso por momentos, y que ha devuelto a los protagonistas a una lucha de tú a tú que todavía tiene mucho que ofrecernos.

– You won’t get away with this. – Watch me.

Crítica de Revenge: Emily interna a Victoria en un psiquiátrico en un final que podría haber sido perfecto como final de la serie.
Crítica de Revenge: Emily interna a Victoria en un psiquiátrico en un final que podría haber sido perfecto como final de la serie.

Gran parte de esta recuperación se la debemos a Sunil Nayar, el nuevo showrunner de Revenge que cogió el testigo tras la marcha de su creador, Mike Kelley, al final de la segunda, y ha sabido reconducir la serie de una forma magistral. La próxima temporada promete seguir con esta guerra abierta entre Emily y Victoria, dejando una situación más que complicada para Daniel, Victoria y Conrad, aunque también para Jack, en la cárcel, y una Emily que ha quedado sin el amor de su vida (algo que dudo, porque la lógica siempre ha dicho que terminará con Jack).

La cuestión ahora es qué pasará tras su cuarta temporada. Hay quienes creemos que Revenge debería terminar con su cuarta temporada, y de hecho sus audiencias, que han estado casi siempre entorno al 1,3-1,4 de rating, tampoco darían para aguantarla mucho más. Tan sólo espero que se informe con tiempo a sus guionistas en caso de cancelarla o terminarla para que puedan darnos un final apoteósico como el de su tercera temporada, que bien podría haber funcionado como final de serie de no ser por la aparición sorpresa de David Clarke y las tramas abiertas de Jack y Daniel.

La próxima temporada se estrenará en ABC los domingos a las 10pm, y como ha ocurrido con esta última, estará dividida en dos mitades con un largo parón invernal entre medio. Cuatro meses más y Emily y Victoria estarán de vuelta con más momentos “pala” y momentos “cojín”.

Review Overview

8,75 - MUY BUENO

MUY BUENO

Revenge recupera la esencia perdida con una tercera temporada llena de tensión y estratagemas de Emily Thorne y Victoria Grayson, dos divas venenosas que lo han dado todo y nos han dejado momentos memorables.

User Rating: Be the first one !

About Eric Mendo

Recientemente licenciado en Comunicación Audiovisual y una de las personas que más series ve de las que conozco, no lo puedo evitar. Mi paraíso sería cobrar por ver series, pero tiempo al tiempo. Me chiflan las ficciones americanas, y cada vez más algunas británicas, pero siento cierta devoción por la fantasía y la ciencia-ficción. Puedo ver auténticos dramas adorados por la crítica como Homeland o The Americans y pasarme justo después a los mayores "guilty-pleasures" de la televisión como Witches of East End o gran parte de la parrilla de TheCW. Títulos como Doctor Who, Pushing Daisies, Fringe o Veronica Mas son los que más huella han dejado en mi.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.