Home > Series > Series USA > Crítica de Psych: Final perfecto para una gran comedia.

Crítica de Psych: Final perfecto para una gran comedia.

Crítica de Psych: Final perfecto para una gran comedia.
Crítica de Psych: Final perfecto para una gran comedia.

Crítica de Psych: Final perfecto para una gran comedia.

El pasado 26 de marzo se despedía de la televisión una de las series más veteranas y a la vez menos conocidas por el espectador, como mínimo en España. Psych cerraba sus puertas después de 8 temporadas y dejando 120 capítulos a sus espaldas, una cifra a la que pocas son capaces de llegar, y si es una serie de cable quien lo alcanza tiene mucho más mérito aún.

Professor T COSMO

Cuando se conoció que esa era la fecha definitiva de su final os animé a verla y darle una oportunidad y ahora me reitero en mi recomendación después de haber visto su final. Pocas series pueden presumir de haber tenido un final digno y que gustara a sus fans, y creo que Psych no solo lo ha conseguido sino que no puedo imaginarme una forma mejor de terminar la serie. Como no podía ser de otra forma, el último capítulo se ha centrado en Shawn Spencer (James Roday) y Burton Guster (Dule Hill), los dos protagonistas absolutos de la serie. Y se agradece la multitud de guiños a los personajes y a los espectadores, que se han ido sucediendo a lo largo del final. Un final perfecto para una de las mejores comedias de los últimos años a pesar de que poca gente la conozca o la haya visto alguna vez.

Crítica de Psych: La serie ha dado un final perfecto para todos sus personajes.
Crítica de Psych: La serie ha dado un final perfecto para todos sus personajes.

Psych es una de las series más estables que he visto en televisión, manteniendo un nivel similar y su esencia intacta durante sus 8 temporadas, algo que es muy complicado teniendo en cuenta como la mayoría de ellas termina hundiéndose tarde o temprano. Quizás la última temporada ha sufrido un pequeño altibajo precisamente por eso, por ser la última, ya que algunos de los capítulos han incluido muchos momentos de moralina y de ‘despedida’ que alejaban a la serie de la absurdez que siempre ha sido, pero sus dos últimos capítulos, y en especial el final, han compensado el resto. Psych no es una comedia en formato sitcom como la mayoría de las que ve el espectador medio, es una comedia en formato de 40 minutos y que sigue el modelo procedimental a raja tabla. Aunque muchas veces el caso es lo de menos, lo que importa es ver a Shawn y Gus en acción, haciendo mil y una referencias al cine y la televisión y provocando carcajadas en casi cada capítulo.

Es cierto que a lo largo de la serie han establecido ciertas tramas horizontales que saltaban de una temporada a otra pero nunca un arco argumental fijo y consistente. Los personajes más interesantes de la serie han ido reapareciendo para dejarnos grandes momentos y las relaciones entre los personajes principales han ido evolucionando muy lentamente. Por esa razón quizás cueste más engancharse a Psych. No es una serie de la que te mueras de ganas por ver el siguiente episodio, simplemente te invita a ir viéndola lentamente cuando te apetezca sacarte unas risas.

Crítica de Psych: El detalle de la despedida de Lassiter es uno de los puntos fuertes del final
Crítica de Psych: El detalle de la despedida de Lassiter es uno de los puntos fuertes del final

Uno de los mayores puntos fuertes de la serie siempre fue su intención paródica, no solo de películas y series de terror (de donde han salido capítulos para enmarcar, como la parodia de El Resplandor), sino también de todo tipo de series y programas de televisión, desde telenovelas hasta realities para encontrar pareja. Precisamente el penúltimo capítulo de la temporada y de la serie volvía a incidir en esa intención de parodia sobre Pesadilla en Elm Street, dejándonos con muy buen sabor de boca de cara a su final.

Entrando ya a valorar el final, la última temporada de la serie me ha parecido la más floja en términos generales por una sencilla razón: los cambios. Psych se había mantenido prácticamente inalterable durante sus 7 primeras temporadas: mismos personajes, mismos lugares, mismas dinámicas… y funcionaban. Pero el final de la séptima temporada despidió a la jefe “Vick” (Kirsten Nelson) del Departamento y trajo a otro personaje radicalmente opuesto a lo que habíamos visto. En la mayoría de casos los cambios son bienvenidos, sobre todo en las comedias, que es uno de los géneros que más fácilmente se estanca creativamente hablando, pero a Psych no le han venido bien los cambios finales. Ver a Shawn y Gus mendigando por conseguir casos y a Carlton Lassiter (Timothy Omundson) como un simple oficial de policía le ha quitado parte de la esencia de la serie, aunque como siempre haya habido momentos que recuperaban el nivel. La marcha de Juliet O’Hara (Maggie Lawson) a San Francisco con la jefa Vick tampoco ayudó, pero por lo menos supieron arreglarlo de cara al final con la inclusión de la nueva detective Brannigan (Mira Sorvino), que le ha dado un soplo de aire fresco que ha venido muy bien.

Crítica de Psych: Al final no le ha faltado su pequeña dosis de acción.
Crítica de Psych: Al final no le ha faltado su pequeña dosis de acción.

El último capítulo se ha centrado en la decisión de Shawn de abandonar Santa Bárbara y mudarse con Juliet a San Francisco y en su principal consecuencia: tener que abandonar a Gus y decírselo. El caso del día no era más que una simple excusa para que Shawn encontrara el momento adecuado para decirle a su mejor amigo que se iba, algo que finalmente no ha podido hacer más que con un mensaje grabado en DVD. De hecho, Shawn dio un DVD a cada uno de los personajes con los que ha pasado más tiempo. Especialmente interesante el detalle de ‘Lassie’ de extraer el DVD y destruirlo justo antes de que Shawn confesara que realmente no tiene poderes psíquicos mientras se sienta en su mesa de Jefe del departamento de policía. Henry Spencer (Corbin Bernsen) también se ha despedido de la audiencia como siempre ha sido su personaje: estando allí. Hacía ya varios capítulos (desde que le dispararon), que Henry estaba intentando rehacer su vida y empezar a tomársela de otra forma, y la marcha de Shawn ha sido la puntilla que le ha permitido hacerlo. Y qué mejor final para el policía más patoso de la televisión, Buzz McNabb (Sage Brocklebank), que terminar siendo detective novato y compañero de Brannigan, quien quiere moldearlo y convertirlo en el mejor detective del departamento.

Crítica de Psych: Shawn, Gus y Juliet protagonizan la pedida de mano más absurda de la televisión
Crítica de Psych: Shawn, Gus y Juliet protagonizan la pedida de mano más absurda de la televisión

A todo esto, Gus ha terminado presentándose en San Francisco dispuesto a abandonar su vida en su ciudad natal con tal de seguir trabajando con su amigo del alma, que es lo que a él verdaderamente le hace feliz. Y en medio de todo, la pedida de mano más larga, tensa y a la vez absurda que recuerdo en televisión. Shawn pidiéndole matrimonio a Juliet en medio de la calle, con Gus a un lado corrigiendo sus referencias erróneas y discutiendo con él mientras Juliet se desesperaba porque Shawn terminara su declaración y le pidiera en matrimonio de una vez. Como no podía ser de otra forma, Shawn termina su proposición, Juliet dice que sí pero un ladrón le roba el anillo antes de poder ponérselo. Los 3 salen detrás del ladrón con su coche, discutiendo sobre quién debe conducir como suele ser habitual y despidiendo a la serie para siempre.

Ya solo me queda dar las gracias a los responsables de la serie por haberle dado un final perfecto, el final que una serie así merecía y que hará que Psych se quede en mi memoria con una muy buena imagen. Hasta pronto Shawn y Gus.

Review Overview

9 - EXCELENTE

EXCELENTE

Psych se despide por todo lo alto con un final a la altura de sus ocho temporadas y 120 capítulos de trayectoria, dando a cada uno de sus personajes la mejor despedida posible para los espectadores. Un final perfecto.

User Rating: 4.29 ( 11 votes)

About Eric Mendo

Recientemente licenciado en Comunicación Audiovisual y una de las personas que más series ve de las que conozco, no lo puedo evitar. Mi paraíso sería cobrar por ver series, pero tiempo al tiempo. Me chiflan las ficciones americanas, y cada vez más algunas británicas, pero siento cierta devoción por la fantasía y la ciencia-ficción. Puedo ver auténticos dramas adorados por la crítica como Homeland o The Americans y pasarme justo después a los mayores "guilty-pleasures" de la televisión como Witches of East End o gran parte de la parrilla de TheCW. Títulos como Doctor Who, Pushing Daisies, Fringe o Veronica Mas son los que más huella han dejado en mi.

4 comments

  1. Sandra Heredia Artigas

    Gracias por tu crítica. Me encantó la serie de principio a fin. Ahora la estoy volviendo a ver, justo en la temporada 5. Un abrazo desde Arica Chile

  2. Enorme critica, muy de acuerdo prácticamente en todo, una pena que se acabe esta serie, echare de menos a Shawn y Gus, una de las parejas televisivas que sin duda mas me ha hecho reír, ademas del resto del reparto, enormes todos, seriaza, se la recomiendo a todo el mundo.

    Saludos

    • No coincido. La septima temporada es ya nefasta, exagerandose los personajes hasta limites ridiculos (cosa que tristemente hacen muchos guionistas americanos, vease Big Bang, o Como conoci…). Buster deja de ser el sensato compañero y pasa a ser un cerdo babeante capaz de comerse a un muerto o carne clavada en un arbol (episodio la cecina de Lassie). Son exagera su estupidez. Normal que se la carguen, y es una pena porque me ha encantado

  3. Muy buena critica, y coincido plenamente. Una serie, que mira que hemos recomendado a amigos decenas de veces, y ninguno ha sido capaz ni de probarla, una pena. Tal ha sido la nostagia generada, que nada más acabar el ultimo capitulo, pusimos de nuevo el primero seguidamente. Ya vamos por la temporada 4 xD.

    Un saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.