Home > Series > Series USA > Crítica de la tercera temporada de Under The Dome

Crítica de la tercera temporada de Under The Dome

Under the dome Tercera temporada

Tras el final de la segunda temporada de la serie de la CBS las cosas pintaban mal para la producción de Steven Spielberg: una historia que no convencía, unos personajes cada vez menos atrayentes, nuevas situaciones más ridículas que las anteriores y además el apoyo del público iba a menos. Tras una primera temporada bastante decente había que comprobar si esta tercera temporada de Under the Dome se redimía, pero tras verla entera podemos afirmar que no ha sido así, que incluso ha sido mucho peor de lo esperado, y además sin posibilidad de reparación, pues hemos asistido al final de la serie de manera definitiva.

Crimen en el paraíso

La audiencia ha sido un punto clave para explicar el fin de la serie en televisión. En su primera temporada la serie superaba en la mayoría de sus capítulos los diez millones de espectadores, mientras que en esta tercera temporada de Under the Dome pocos son los capítulos que con duras penas han sobrepasado los cinco millones. Sin embargo esta vez sí que podemos afirmar que el público ha sido sabio y la cancelación era algo que se empezó a gestionar durante su segunda temporada, donde los errores cometidos se han vuelto a repetir con más insistencia en la tercera temporada de Under the Dome.

Los espectadores eran conscientes de que Under the Dome nunca fue una serie puntera en lo que se refiere a tratamiento de la historia, en la elaboración de los personajes e incluso sus efectos especiales tenían cierto toque “cutre”. Pese a todo la trama era interesante y los personajes, pese a que no eran más que estereotipos, tenían su encanto. Los guionistas sabían engancharte, conscientes de sus limitaciones, pero sin entrar de lleno en la serie B, con acertados cliffhangers. En esta tercera temporada de Under the Dome la serie B ha estado más presente que nunca: sus situaciones, sus personajes, sus diálogos…

Los personajes tenían su gracia, sin embargo en este final de temporada el único que ha mantenido el tipo es el de Dean Norris. No sabemos si es por la ambigüedad de su papel, con su singular percepción del bien y del mal, o por las pocas ganas de los demás a la hora de interpretar, lo convierten a su personaje de Big Jim en el mejor de todos ellos. Si los protagonistas de la primera temporada eran planos las nuevas apariciones no han ayudado en mejorar este plano de la serie. En la mayoría de las escenas de esta tercera temporada de Under the Dome parece que los actores han leído el guión minutos antes y lo único que hacen es repetir de memoria lo que han aprendido, sin que haya habido un trabajo de caracterización interpretativa más allá.

Otro punto atractivo de anteriores temporadas era el aislamiento de los habitantes atrapados en la cúpula, con salidas fugaces durante la segunda temporada. Pero en esta tercera temporada de Under The Dome sólo ha faltado un torno para ir contando a los que iban entrando en ella o la presencia de personajes como Eva o Christine que estaban dentro del principio pero lo desconocíamos (tratando al espectador de estúpido). Además, los misterios que rodeaban a la cúpula se han ido volviendo más absurdos y menos creíbles dentro de su propia ficción.

En definitiva, una serie que comenzó con un gran atractivo y que con esta tercera temporada se ha acabado convirtiendo en un gran fracaso, tanto en su puesta en escena como en la trama que ha ido contando y ha acabado convirtiéndose en un producto de serie B cien por cien.

Intro de Under The Dome (CBS)

35

SUSPENSO

Una tercera temporada, que al igual que la serie en su globalidad, ha ido perdiendo intensidad a medida que avanzada, con la peculiaridad de que esta vez el ridículo ha tocado techo.

User Rating: 2.33 ( 2 votes)

About Javi Rueda

Amante de las series y de la TV, además del cine y de la lectura. Mi lema es "siempre hay series por ver y libros por leer". Licenciado en Historia y proyecto de profesor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.