Home > Series > Series USA > Crítica de la segunda temporada de Arrow

Crítica de la segunda temporada de Arrow

Crítica de la segunda temporada de Arrow: El Team Arrow se refuerza como mejor sabe
Crítica de la segunda temporada de Arrow: El Team Arrow se refuerza como mejor sabe

Crítica de la segunda temporada de Arrow: El Team Arrow se refuerza

Arrow fue uno de los estrenos que más sorprendieron el año pasado por su calidad, su ambición y por el canal en el que se emitía. Tras una primera temporada a la altura de las grandes series de las networks e incluso del cable americano (siempre manteniendo las distancias), la segunda temporada tenía un reto por delante: mantener lo ofrecido y ampliar la mitología de la serie sin perjudicar su calidad general. Y vaya si lo ha conseguido. Es más, esta segunda temporada ha estado mucho más sólida que la primera (que subió enteros de cara a su final) y nos ha ofrecido un bloque de 23 capítulos a la altura demostrando que se puede mantener temporadas tan largas con una calidad regular y sin grandes altibajos.

(A partir de aquí spoilers de la 2ª temporada temporada de Arrow y su final)

Crimen en el paraíso

Esta segunda temporada ha tenido de todo: un villano imbatible que lo impregnaba todo, tanto en el presente como en los flashbacks, un grupo de aliados que ha ido aumentando con el paso del tiempo, villanos episódicos con mucho carisma (el Conde Vértigo, Isabel Rochev tanto en la oscuridad de la noche como en las finanzas, la siempre bienvenida Helena Bertinelli, the Clock King…), personajes que han bajado a los infiernos para después redimirse y muertes muy importantes. Una de las cualidades que siempre destaco de Arrow es que no le tiembla la mano para ir a por lo que quiere, su ambición no tiene límites y si con ella tiene que quitarse del medio a personajes queridos por la audiencia, lo hace. Sólo así se entiende que a falta de 4 capítulos para el final decidieran asesinar a Moira Queen (Susanna Thompson) de la misma manera que en el final de la primera temporada fue Tommy el que nos dejó. No todas las series se atreven con movimientos así, exceptuando Juego de Tronos, The Walking Dead y alguna que otra agraciada más. Este movimiento, el de matar a Moira Queen, se presentó como una advertencia: estaba por llegar un final a la altura y en el que ningún personaje estaba a salvo, ni siquiera los que parecen imprescindibles.

Crítica de la segunda temporada de Arrow: la muerte de Moira supuso que ningún personaje estuviera a salvo.
Crítica de la segunda temporada de Arrow: la muerte de Moira supuso que ningún personaje estuviera a salvo.

Después de estar gran parte de la temporada viendo como Slade Wilson/Deathstroke (Manu Bennett) iba cumpliendo su plan de quitarle todo a Oliver Queen, ya sólo le quedaba quitarle lo que él más ama: Starling City. Esa es la razón por la que Slade desata un ejército de superhombres por la ciudad a los que encarga que la reduzcan a cenizas, matando a todo el que se encuentren a su paso. Una de las víctimas de más renombre es Sebastian Blood (Kevin Alejandro) el nuevo alcalde de la ciudad, que pasa de apoyar a Slade y ser una pieza clave en sus planes a aliarse finalmente con Oliver cuando ve que los planes de Slade van mucho más allá de lo pactado. Un cambio de dirección muy tardío y no del todo coherente con sus actuaciones durante la temporada y que tampoco le sirve para salvar la vida, pero que por lo menos ofrece a Oliver la posibilidad de conseguir esa cura para el Mirakuru que le ayudaría a no tener que matar a nadie.

Crítica de la segunda temporada de Arrow: Slade desata un ejército de superhombres para destruir Starling City.
Crítica de la segunda temporada de Arrow: Slade desata un ejército de superhombres para destruir Starling City.

Esa no es la única ayuda que Arrow recibe, ya que Nyssa y su Liga de Asesinos llegan gracias a la intermediación de Sarah Lance (Caity Lotz) y se unen a la particular odisea de Oliver Queen para salvar la ciudad. El departamento de policía, con el detective Lance (Paul Blackthorne) a la cabeza, también termina uniéndose a su enemigo número 1 con tal de salvar la ciudad, aunque esto le cueste a al padre de Laurel y Sarah un serio disgusto al final. No sabemos qué ocurrirá con él de cara a la tercera temporada, pero parece que va a tener serios problemas de salud que bien podrían terminar en cualquier cosa. ARGUS, esa organización secreta al más puro estilo de SHIELD que se dedica a combatir a villanos y peligros a lo largo del mundo también pretende salvar al mundo, aunque para ello decide sepultar Starling City y llevarse con ella al ejército de superhombres. Por suerte, finalmente Oliver consigue parar a Slade y salvar la ciudad.

Crítica de la segunda temporada de Arrow: ARGUS se convierte a la vez en aliado y enemigo.
Crítica de la segunda temporada de Arrow: ARGUS se convierte a la vez en aliado y enemigo.

A esta crítica de la segunda temporada de Arrow no podía faltarle comentar el momento Olicity con el que nos habían engañado pero bien. El momento en el que Oliver lleva a Felicity (Emily Bett Rickards) a su antigua mansión y le dice que Slade quiere a lo que él más ama (se había llevado a Laurel), pero asegura que se había equivocado de chica, es uno de los más ilusionantes de la serie y uno en el que Stephen Amell muestra parte del potencial que no termina de desatar en la serie, por que Amell está muy correcto como Arrow, especialmente en las escenas de acción, pero si un fallo tiene la serie es que Oliver no termina de resultar del todo creíble en las escenas más románticas y sentimentales. Por suerte, este tramo final de temporada, con ese momento que comentaba del final, ha empezado a solucionar ese tema. Es precisamente Felicity quien consigue inyectar a Slade el mirakuru cuando él estaba haciendo elegir a Oliver entre ella y Laurel, pero por suerte Oliver fue mucho más inteligente al darle esa inyección a Felicity cuando la dejaba en su mansión sabiendo que todavía tenía los micrófonos que puso Slade en su visita. Sin el mirakuru, Slade es un villano más que no tarda en caer en manos de Oliver, aunque él decide no matarlo y encerrarle en una prisión de máxima seguridad de ARGUS en la que parece la isla en la que estuvo dos años de su vida.

Crítica de la segunda temporada de Arrow: Slade amenaza con quitarle la vida a Felicity, que tiene la cura del mirakuru.
Crítica de la segunda temporada de Arrow: Slade amenaza con quitarle la vida a Felicity, que tiene la cura del mirakuru.

Uno de los grandes arreglos de esta temporada ha sido convertir a Laurel (Katie Cassidy) en un personaje más interesante después de haberse pasado varios capítulos deambulando entre drogas y alcohol y sin aportar prácticamente nada a la serie. Fue cuando descubrió el secreto de la identidad de Arrow cuando se puso las pilas, y es algo que no deberían tardar en hacer con Thea (Willa Holand), la única que todavía está a la sombra de la verdad y que empieza a convertirse en un personaje estancado y repetitivo. La culpa no es suya, y como ella misma afirma, si se empeñan en mantenerla al margen de todo su personaje no puede salir de su “nadie me quiere, nadie me cuenta nada, estoy sola en el mundo y rodeada de mentiras”. En el final, Thea se marcha con su verdadero padre Malcolm Merlyn (John Barrowman), que será regular en la tercera temporada, por lo que cabe la esperanza de que Malcolm la convierta en un personaje más interesante de lo que estaba siendo.

Crítica de la segunda temporada de Arrow: Malcolm Merlyn regresa para quedarse y sacar a Thea de su estancamiento como personaje.
Crítica de la segunda temporada de Arrow: Malcolm Merlyn regresa para quedarse y sacar a Thea de su estancamiento como personaje.

Ahora ya solo nos queda teorizar sobre qué nos deparará la tercera temporada de Arrow. ¿Qué pasará con Roy (Colton Haynes) ahora que no tiene el mirakuru en su sangre? Ahora que no estará Thea con él y tras todo lo que ha pasado en esta segunda temporada, todo apunta a que se convertirá en un miembro más del team Arrow, uniéndose al propio Oliver, a Dig (David Ramsey) y a Felicity. Para los que han leído los cómics, se supone que será Red Arrow. ¿Y con Laurel? La marcha de Sarah con la Liga de los Asesinos ha dejado un detalle muy interesante, y es que Sarah le da su chaqueta de cuero a su hermana. ¿Le está pasando el testigo, convirtiéndola en la nueva Canary? Mucho tendría que entrenar Laurel para ello, pero todo es posible.

Crítica de la segunda temporada de Arrow: Los guionistas han sabido recuperar al personaje de Laurel justo a tiempo al hacerlo partícipe de todo.
Crítica de la segunda temporada de Arrow: Los guionistas han sabido recuperar al personaje de Laurel justo a tiempo al hacerlo partícipe de todo.

¿Y ARGUS? Los flashbacks parece que abandonan la isla y dirigen nuestra atención a esta macroorganización, que podría convertirse perfectamente en un nuevo peligro como Amanda demostró al querer detonar bombas sobre Starling City. Oliver deberá recuperar su posición económica, su empresa, su casa y su dinero si quiere seguir contando con los recursos necesarios para combatir el mal en la ciudad, aunque conociendo a Felicity no tardará mucho en conseguirlo.

En octubre se estrenará la tercera temporada de la serie, y esperemos que sepan mantener el nivel mostrado hasta ahora porque Arrow ha sido una de las series de la temporada y debería serlo por mucho tiempo todavía.

Review Overview

8,5 - NOTABLE

NOTABLE

Arrow ha mantenido sus mejores cualidades en su segunda temporada, mejorando la calidad general de la serie y aumentando su universo y mitología sin perder coherencia y teniendo claro lo que quiere ser.

User Rating: 4.75 ( 1 votes)

About Eric Mendo

Recientemente licenciado en Comunicación Audiovisual y una de las personas que más series ve de las que conozco, no lo puedo evitar. Mi paraíso sería cobrar por ver series, pero tiempo al tiempo. Me chiflan las ficciones americanas, y cada vez más algunas británicas, pero siento cierta devoción por la fantasía y la ciencia-ficción. Puedo ver auténticos dramas adorados por la crítica como Homeland o The Americans y pasarme justo después a los mayores "guilty-pleasures" de la televisión como Witches of East End o gran parte de la parrilla de TheCW. Títulos como Doctor Who, Pushing Daisies, Fringe o Veronica Mas son los que más huella han dejado en mi.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.