Home > Series > Series USA > Crítica de How to Get Away With Murder (ABC)

Crítica de How to Get Away With Murder (ABC)

<
Crítica de How to Get Away with Murder (ABC)
Crítica de How to Get Away with Murder (ABC)

Crítica de How to Get Away With Murder (ABC)

El canal norteamericano ABC necesitaba un gran éxito de audiencias después de que la pasada temporada no encontrase ninguno entre sus novedades, ya que ni siquiera Marvel’s Agents of SHIELD respondió al enorme hype que generó y terminó con datos muy terrenales. Para conseguirlo, la cadena de Disney encargó nueva serie a la productora de Shonda Rhimes, la creadora y guionista de Grey’s Anatomy y Scandal, las dos series con mejores audiencias de la cadena. Y la jugada parece que les salió redonda.

How to Get Away with Murder fue la serie encargada a Shondaland, y aunque Shonda sólo ejerce de productora (el creador es Peter Nowalk), su nombre parece haber sido revulsivo suficiente para ser el mejor estreno de la temporada 2014-2015 hasta el momento, superando a series con muchas expectativas como Gotham. Más de 14 millones de espectadores y un 3,9 de rating son números que hoy por hoy pocas series alcanzan, ni siquiera Scandal, que se vio superada por su sucesora en la parrilla.

Crítica de How to Get Away With Murder: Los jóvenes protagonistas se verán envueltos en un crimen en el futuro.
Crítica de How to Get Away With Murder: Los jóvenes protagonistas se verán envueltos en un crimen en el futuro.

How to Get Away with Murder nos presenta a Annalise Keating (Viola Davis), una reputada abogada que da clases de Criminal Law 1 en la Universidad, aunque ella prefiere rebautizar esa clase como “How to Get Away with Murder”. En esa clase cuenta con un gran número de alumnos de los que sólo 4 tendrán el privilegio de trabajar para ella en su propio bufete, por lo que les pide su ayuda en un caso en el que está trabajando para ver quiénes son los mejores. Además, el piloto nos muestra imágenes en flashforward de los chicos elegidos como sus asistentes intentando librarse de un cadáver del que conoceremos la identidad al final del capítulo. Y para rematar, también  nos introducen los problemas personales de Annalise y de algunos de sus alumnos. Vamos, que aburrirse es imposible.

Si algo tiene el piloto de How to Get Away with Murder es ritmo. Ritmo diabólico durante los 42 minutos que dura el capítulo, 42 minutos en los que no dejan de presentarnos información tras información, personajes ambiciosos y tramas culebronescas a más no poder. El caso de Annalise está protagonizado por una asistenta que asesinó “sin querer” a su jefe al confundir unas pastillas, aunque hay indicios de que alguien más pudiera estar involucrado. Su alumno más aventajado Connor Walsh (Jack Falahee) consigue de un modo no muy legal unos emails que involucran a un tercer sospechoso, facilitando así la faena de Annalise, la abogada defensora del caso. Otra estudiante, Michaela Pratt (Aja Naomi King), descubre que la asistenta es daltónica y que sí pudo haber confundido las pastillas, mientras que Laurel Castillo (Karla Souza) descubre que es muy probable que el intento de asesinato fuese un plan conjunto entre la asistenta y la mujer de su jefe.

Crítica de How to Get Away With Murder: El cast protagonista es muy solvente aunque Viola Davis roba todo el protagonismo con sus apariciones.
Crítica de How to Get Away With Murder: El cast protagonista es muy solvente aunque Viola Davis roba todo el protagonismo con sus apariciones.

Pero por quien Annalise siente cierta predilección es Wes Gibbins (Alfred Enoch), quien a su vez descubre que la abogada tiene una aventura con el jefe de policial de la ciudad y tiene una vecina relacionada de alguna u otra manera con la desaparición de otra chica de la zona. A todos estos personajes hay que sumarle el ayudante de Annalise, Frank (Charlie Weber), que tiene predilección por las estudiantes de su jefa, y a su ayudante Bonnie (Liza Weil), que parece estar más interesada en el marido de Annalise que en cualquier otra cosa. ¿Os parece mucho culebrón?

Pues todavía hay más, porque la vecina de Wes, Rebecca (Katie Findlay) tiene relación con el novio de la chica desaparecida, cuyo cuerpo aparece en un depósito de agua de su propia casa, así que todo implica que estará relacionada directa o indirectamente con ese asesinato. ¿Y el cuerpo que quieren enterrar los chicos en el futuro? Pues es Sam, el marido de la profesora. Y encima la serie se permite el lujo de introducir ligeramente algunos dilemas morales sobre la culpabilidad o no de los clientes y cómo debe actuar su abogado. Si buscáis culebrón, tramas locas, giros constantes y pura adicción televisiva, How to Get Away with Murder será vuestra serie.

Crítica de How to Get Away With Murder: Wes es el personaje al que se da más protagonismo y Annalise (Davis) también siente predilección por él.
Crítica de How to Get Away With Murder: Wes es el personaje al que se da más protagonismo y Annalise (Davis) también siente predilección por él.

Además, todo su reparto está especialmente inspirado en sus personajes, aunque Viola Davis destaca por encima de todos convirtiéndose en la roba-escenas de la serie con sus frases lapidarias y sus miradas asesinas. Si a la interpretación más que correcta le sumamos el dinamismo de tramas, el alto ritmo y el factor culebrón nos encontramos ante una serie que sabe lo que busca, sabe lo que quiere ofrecer y lo hace a la perfección. Los datos así lo demuestran, la audiencia respondió en su piloto y todo indica que seguirá respondiendo a lo largo de la temporada, ya que sumando los datos de visionado en otras plataformas el piloto de How to Get Away with Murder acumula ya más de 20 millones de espectadores.

Os dejo un trailer extenso de la serie por si queréis darle una oportunidad. Yo la recomiendo al 100% como puro entretenimiento televisivo, y si la veis acompañados mucho mejor.

Review Overview

8,5 - NOTABLE

NOTABLE

How to Get Away With Murder es pura adicción gracias a un cast muy solvente liderado por una Viola Davis espectacular. Su gran cantidad de tramas y su ritmo trepidante son sus principales señas de identidad.

User Rating: 5 ( 1 votes)

About Eric Mendo

Recientemente licenciado en Comunicación Audiovisual y una de las personas que más series ve de las que conozco, no lo puedo evitar. Mi paraíso sería cobrar por ver series, pero tiempo al tiempo. Me chiflan las ficciones americanas, y cada vez más algunas británicas, pero siento cierta devoción por la fantasía y la ciencia-ficción. Puedo ver auténticos dramas adorados por la crítica como Homeland o The Americans y pasarme justo después a los mayores "guilty-pleasures" de la televisión como Witches of East End o gran parte de la parrilla de TheCW. Títulos como Doctor Who, Pushing Daisies, Fringe o Veronica Mas son los que más huella han dejado en mi.

4 comments

  1. Como bien dices Eric, el piloto tiene un ritmo endiablado y es de los mejores pilotos de otoño (por ahora), pero de ahí a un 8,5 hay un trecho (risas). Muy Shonda y muy culebrón todo, pero muy bien realizada e interpretada también.

    • La puntúo tan alta porque para mi tiene todo lo que tiene que tener un buen piloto: trama (o tramas) que enganchen, ritmo rápido que permita presentar esas tramas con ligereza, un grupo de personajes interesantes, con una historia que les de profundidad y unos actores que los interpretan bien. Después puede gustarte más o menos la trama, el tema o los personajes, pero no cabe duda que han hecho un buen trabajo con el piloto y de ahí mi nota. Que conste que no he visto nada más de Shonda, es muy culebrón y eso tira para atrás a mucha gente, pero que el piloto, como tal, funciona es evidente. Quizás sí me he pasado, pero es el único piloto de la temporada que me dejó con ganas de más, y eso cuesta XD

      • Ahí te doy toda la razón, de los pocos pilotos de otoño que han dejado con ganas de más. Quizás Transparent, The Affair o Kingdom sean de los poquitos estrenos de septiembre/octubre que le superen en eso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.