Home > Series > Series USA > Crítica de Faking It: MTV se inventa un instituto del revés

Crítica de Faking It: MTV se inventa un instituto del revés

<
Crítica de Faking It de MTV: Un instituto del revés
Crítica de Faking It: MTV se inventa un instituto del revés

Crítica de Faking it: MTV se inventa un instituto del revés.

MTV sigue en su afán por encontrar nuevas series que unir a sus grandes éxitos y ofrecer cierta competencia en el cable americano. En el terreno de las comedias, Awkward es el claro referente y el nuevo intento por conseguir ese éxito es Faking It, una comedia ligera, juvenil y con ciertos toques de originalidad que le dan un aire de novedad que no estamos muy acostumbrados a ver últimamente. A nivel de audiencias, su premiere fue vista por 1,1 millones de espectadores y un 0,5 de rating, datos que no son demasiado optimistas pero que tampoco quedaron muy lejos de su lead-in Awkward ese mismo día.

Faking It nos presenta a dos chicas, Karma (Katie Stevens) y Amy (Rita Volk), que están hartas de ser prácticamente invisibles en su instituto, un instituto totalmente diferente a cualquier otro que hayamos visto en televisión. En ese instituto los que normalmente serían marginados son los más populares, mientras que la animadora egocéntrica y el quarterback quedan relegados a papeles secundarios. En ese contexto, Karma y Amy son dos chicas normales que no destacan en nada, por lo que no se las considera populares, un grupo exclusivo de chicos gays, los góticos, los nerds y toda minoría habitualmente víctima de acoso en cualquier otro contexto. No es de extrañar que cuando Shane (Michael Willett) las confunde con una pareja de lesbianas que todavía se oculta, las invite a su fiesta particular e incluso las proponga como Reinas de la Bienvenida de la escuela. Karma está encantada con esa nueva situación y la oportunidad de ser popular para acercarse a Liam (Gregg Sulkin), pero Amy no está muy por la labor.

Crítica de Faking it de MTV: Karma (Katie Stevens) está encantada con la nueva situación pero Amy (Rita Volk) no está muy por la labor.
Crítica de Faking it de MTV: Karma (Katie Stevens) está encantada con la nueva situación pero Amy (Rita Volk) no está muy por la labor.

Bajo esta premisa inicial se nos presenta ese universo invertido en el que los populares son marginados y viceversa, un elemento que quizás sea el más original de la serie. A partir de ahí, chicos y chicas jóvenes sin más aspiraciones en la vida que enamorarse y vivir aventuras amorosas y basar su juventud en una sucesión de fiestas.  Sin duda el personaje que más potencial ha mostrado en su piloto ha sido el de Karma, que destaca por tener una personalidad optimista y alocada y que lo dará todo con tal de ser popular. Y otro de los puntos que podría darle cierto interés a la serie es que Amy tiene toda la pinta de acabar siendo lesbiana de verdad, o como mínimo tener dudas sobre ello. Es una buena forma de mostrarnos como una chica adolescente se enfrenta al descubrimiento de su homosexualidad cuando por el otro lado nos están mostrando esa homosexualidad falsa e inventada, un contraste que puede resultar muy interesante si consiguen tiempo suficiente para desarrollarlo.

Es pronto para decir si la serie vale la pena o no, pero como mínimo han dejado ver bastantes cualidades con su piloto como para convertirse como mínimo en una serie ligera al más puro estilo MTV y perfecta para estos meses de sol y calor que nos quedan por delante. Por ahora os dejo con esta crítica de Faking It, que tendrá una primera temporada de 8 capítulos, y también un trailer para que os hagáis a la idea de que nos ofrece.

Review Overview

6 - BUENO

BUENO

Faking It nos propone una ligera crítica al "sistema de castas" de los institutos norteamericanos y convierte a los habitualmente marginados en los más populares, aunque para serlo Karma y Amy deban fingir una relación homosexual que no será tan fácil como aparenta.

User Rating: 4.05 ( 1 votes)

About Eric Mendo

Recientemente licenciado en Comunicación Audiovisual y una de las personas que más series ve de las que conozco, no lo puedo evitar. Mi paraíso sería cobrar por ver series, pero tiempo al tiempo. Me chiflan las ficciones americanas, y cada vez más algunas británicas, pero siento cierta devoción por la fantasía y la ciencia-ficción. Puedo ver auténticos dramas adorados por la crítica como Homeland o The Americans y pasarme justo después a los mayores "guilty-pleasures" de la televisión como Witches of East End o gran parte de la parrilla de TheCW. Títulos como Doctor Who, Pushing Daisies, Fringe o Veronica Mas son los que más huella han dejado en mi.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.