Home > Series > Series USA > Crítica de Agent Carter: La hora de Hayley Atwell

Crítica de Agent Carter: La hora de Hayley Atwell

<
Crítica de Agent Carter: La hora de Hayley Atwell
Crítica de Agent Carter: La hora de Hayley Atwell

 Crítica de Agent Carter: La hora de Hayley Atwell

Una de las series más esperadas de este inicio de 2015 era Agent Carter, el nuevo intento de ABC y Marvel de atraer a las grandes audiencias. Desgraciadamente no ha sido así, y aunque ha tenido un estreno bastante decente con casi 7 millones de espectadores y un 1,9 de rating (más que lo que ha venido haciendo Agents of SHIELD esta temporada), parece poco en comparación con el hype que había a su alrededor.

Crítica de Agent Carter: La protagonista se desenvuelve en un mundo muy machista donde intenta hacerse respetar.
Crítica de Agent Carter: La protagonista se desenvuelve en un mundo muy machista donde intenta hacerse respetar.

La idea de Agent Carter surgió de un cortometraje con el mismo título y centrada en la agente Peggy Carter, principal apoyo de Capitán América durante la Segunda Guerra Mundial en su lucha contra los nazis y Calavera Roja. Un año después de la desaparición de Capitán América, Peggy trabaja para la SSR (Reserva Científica Estratégica), lo que más tarde se convertiría en S.H.I.E.L.D, una unidad que combate las amenazas terroristas y peligros para la humanidad. Cuando esta institución decide atacar a Howard Stark, fundador de industrias Stark y padre de Iron Man, porque sus nuevos artefactos están acabando en manos enemigas, la agente Carter será reclutada por el propio Stark para ayudarle a recuperar sus armas y a salvar su honor (y al mundo, por supuesto).

Aun siendo un estreno de doble episodio la serie no se hace pesada, nos aporta un entretenimiento muy digno que puede funcionar perfectamente para suplir la ausencia de Agents of SHIELD hasta marzo. Su mayor y principal atracción es Hayley Atwell, el alma de la serie y probablemente su elemento diferenciados. Sin ella, Agent Carter sería una serie de espías más aunque ambientada en los años 40’s. La fuerte y carismática personalidad de Peggy hace de Agent Carter algo más que eso y es probablemente la única razón de peso para verla. De hecho si le cambiaran el nombre a la serie por “la serie de Hayley Atwell” no variaría demasiado.

Crítica de Agent Carter: El personaje de Edwin Jarvis aporta el clásico toque de humor de Marvel y mantiene gran química con Atwell.
Crítica de Agent Carter: El personaje de Edwin Jarvis aporta el clásico toque de humor de Marvel y mantiene gran química con Atwell.

Sabemos que la serie se centra en el universo Marvel, justo en los inicios de SHIELD, pero si no fuera por el nombre de Carter y Howard Stark tampoco nos hubiéramos dado cuenta. Como decía, no hay gran cosa que diferencie la serie de muchas otras de la misma temática, pero eso no significa que no valga la pena. Las escenas de acción están bien construidas, Peggy Carter es un personaje fuerte y muy carismático que rápidamente se gana el favor del público (incluso el que no la conocía todavía), y no tiene nada que envidiar a los agentes de SHIELD que ya conocemos, ya que ella solita es capaz de convertir una grapadora en arma, escapar de los focos de las cámaras, pelear en lo alto de una furgoneta en movimiento y por el camino dejar a la SSR como unos simples aficionados.

Otro punto favor de la serie es Edwin Jarvis (James D’Arcy), mayordomo de Howard Stark y que acompañará a Peggy en las distintas misiones que se le encomienden. Ambos hacen una pareja con mucha química y rápidamente se aprovechan del humor de varias de las situaciones que viven. El resto de secundarios cumplen bien con sus papeles, como el jefe de SSR (Shea Whigham) como el típico jefazo de mediados de siglo y sus muecas de superioridad;  el compañero Soussa (Enver Gjokaj) con quien ya se huele un lío amoroso más adelante y que además es el encargado de desenmascarar a la misteriosa mujer que les lleva la delantera; y Jack Thomspon (Chad Michael Murray), tercero en discordia y con quien Carter tendrá choques de competitividad con total seguridad.

Crítica de Agent Carter: Tampoco podía faltar el interés amoroso de la protagonista, quién curiosamente es el encargado de desenmascararla.
Crítica de Agent Carter: Tampoco podía faltar el interés amoroso de la protagonista, quién curiosamente es el encargado de desenmascararla.

Lindsy Fonseca, Dominic Cooper o Kyle Bornheimer son otros de los nombres potentes con los que cuenta el cast de la serie. Uno de los puntos más visibles de Agent Carter es el marcado machismo de la oficina contra Peggy, que tiene que demostrar constantemente que aún siendo mujer es mucho mejor que el resto de agentes. Este punto se vuelve muy repetitivo a medida que avanzan los minutos por las innumerables referencias a ello y la serie haría bien en prescindir de ello o como mínimo reducir su uso. La atmósfera de la serie también está bien tratada, dando ese halo de años 50’s que por momentos la favorece pero que en otros momentos te hace alejarte de la historia y verla como algo muy lejano.

En definitiva, Agent Carter tiene puntos positivos y otros tantos negativos, pero su principal atracción es el gran papel de Hayley Atwell, sólo por ella vale la pena el intento. La serie tendrá sólo 8 capítulos siempre que no termine considerándose un éxito moderado y acabe volviendo el año que viene para volver a suplir a SHIELD, por lo que sirve perfectamente para tenernos entretenidos hasta marzo. Por mi parte creo que seguiré viéndola para que la espera por SHIELD no se me haga tan larga. ¿Y tú? Si todavía tienes dudas te dejo el avance que ABC ha filtrado durante los últimos meses para dar la serie a conocer.

Review Overview

6,5 - BUENO

BUENO

Hayley Atwell es la principal atracción de una serie entretenida pero que no ofrece gran novedad respecto a otras del género.

User Rating: Be the first one !

About Eric Mendo

Recientemente licenciado en Comunicación Audiovisual y una de las personas que más series ve de las que conozco, no lo puedo evitar. Mi paraíso sería cobrar por ver series, pero tiempo al tiempo. Me chiflan las ficciones americanas, y cada vez más algunas británicas, pero siento cierta devoción por la fantasía y la ciencia-ficción. Puedo ver auténticos dramas adorados por la crítica como Homeland o The Americans y pasarme justo después a los mayores "guilty-pleasures" de la televisión como Witches of East End o gran parte de la parrilla de TheCW. Títulos como Doctor Who, Pushing Daisies, Fringe o Veronica Mas son los que más huella han dejado en mi.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.