Home > Series > Series USA > A Arrow se le multiplican los enemigos
Arrow
Arrow. la serie de The CW

A Arrow se le multiplican los enemigos

<

Cuando TheCW decidió estrenar Arrow el año pasado ni ellos sabían que la serie se convertiría en uno de sus buques insignia (siempre con el permiso de The Vampire Diaries) ni nosotros sabíamos exactamente qué podríamos esperarnos de ella. Una vez terminada la primera temporada Arrow demostró que había llegado con muy buen pie, sorprendiendo a gran parte de los que decidimos darle una oportunidad y convirtiéndose en uno de los títulos de obligado visionado semana a semana. No somos pocos los que creímos que su primera temporada dejó el listón bastante alto, en gran parte gracias a su tramo final, por lo que esta segunda temporada que llegó hace unos días a su tradicional parón navideño se convertía en una incógnita: ¿seguiría el patrón marcado en la primera temporada o se estancaría en esa fórmula que ya le dio éxito el año pasado?

Creo que vistos 9 episodios de esta segunda temporada podemos decir que Arrow no solo ha mantenido su impecable trayectoria sino que incluso me atrevería a afirmar que estamos siendo testigos de su mejor momento de forma hasta la fecha. Una de las mayores virtudes que siempre he destacado de Arrow es que la serie sabía perfectamente hacia dónde iba, lo que nos quería contar, cómo quería hacerlo, y sobretodo, sabía las limitaciones con las que contaba. Y lo mejor es que siempre fue consecuente con eso, dándonos precisamente lo que prometía. En esta segunda temporada los guionistas han decidido extender y explotar al máximo todo ese abanico de posibilidades que los cómics de DC les puedan proporcionar y seguir apostando por la vistosidad, el ritmo de las tramas y la sucesión de hechos que te impiden cuestionarte prácticamente nada.

Evidentemente estamos hablando de una serie de TheCW, por lo que las relaciones sentimentales entre personajes jóvenes y guapos no pueden faltar, pero en esta segunda temporada han quedado bastante relegadas a un segundo (o tercer) plano, permitiéndonos disfrutar mucho más de algunos personajes sin poner en duda su credibilidad (Oliver Queen es mucho más interesante como superhéroe o como importante director ejecutivo que como novio, hermano o hijo. O por lo menos el Oliver Queen interpretado por Stephen Amell).

(A partir de aquí lee bajo tu responsabilidad porque esta entrada contiene spoilers hasta el capítulo 2×09 “Three Ghosts”)

El panorama en Starling City después de que Malcolm Merlyn activara la máquina de terremotos no es nada alentador, y muchos han intentado aprovecharse de ese caos para hacerse con el control de The Glades y de toda la ciudad. Muchos de ellos ya se han visto las caras con Arrow, incluyendo el enésimo enfrentamiento entre el justiciero y el Conde Vértigo o el llamado “Doll Maker”, uno de los enemigos más escalofriantes con los que nos hemos encontrado hasta la fecha. Pero si estos nueve capítulos han dejado algo claro es que actualmente se mueven muchos hilos en las sombras y que numerosos peligros acechan a Starling City. El primero de ellos es el retorno del propio Malcolm Merlyn de entre los muertos (nunca llegó a morir), cuya aparición sirvió para salvar a Moira Queen de la cárcel pero que ha quedado diluida por ahora gracias a un solo nombre que le hizo esconderse: Ra’s al Ghul. Precisamente ese nombre vuelve a aparecer cuando la hermana de Laurel, Sarah Lance, llega a la ciudad para proteger a su familia después del terremoto. El problema es que con ella atrae a La Liga de los Asesinos, una organización que la captó tras el naufragio en el Queen’s Gambit y de la que ahora intenta huir.

La trama de la isla da la razón a los que sospechábamos que Sarah estaba viva, ya que reaparece trabajando para el profesor Ivo, un hombre al servicio de la Liga de los Asesinos que busca un suero llamado “mirakuru” capaz de convertir a simples personas en “supersoldados”. Toda esa trama de la isla ha terminado confluyendo en la actualidad con la aparición del primero de esos “supersoldados” de la mano de Sebastian Blood (también conocido como Brother Blood), un político de segunda que se creció después del terremoto y que poco a poco está consiguiendo el apoyo popular. En el último capítulo emitido se destapó al gran maestro detrás de todo el plan del suero, y es nada más y nada menos que Slade Wilson, quien ya fue inyectado con él en la isla y que probablemente quiera vengarse de Oliver por dejar morir (involuntariamente claro) a Shado. Slade llevaba tiempo apuntando maneras de convertirse en un villano y por lo que parece así ha sido.

Como veis, esto no ha hecho más que empezar y ya tenemos a multitud de enemigos, cada cual más poderoso, haciendo cola para enfrentarse a Arrow. Por suerte los enemigos no son los únicos que empiezan a abundar, ya que a Sarah Lance (convertida en Black Canary) hay que sumarle la aparición de otro héroe, aunque probablemente termine teniendo su propia serie y no le veamos demasiado por Starling City. Los dos últimos capítulos emitidos nos han introducido a Barry Allen, un joven científico seguidor del Encapuchado por sus propias razones y que terminará convirtiéndose en Flash. A mí personalmente me han convencido con su introducción y presentación, así que habrá que estar atentos a su más que probable spin-off. Y uno que sí parece que tendrá más protagonismo a partir de ahora es Roy Harper, ya que fue inyectado con el suero en el último capítulo pero logró sobrevivir, probablemente convertido en otro de esos “supersoldados”. Ahora solo hace falta ver si aprovechará esos poderes luchando por salvar la ciudad o le acabarán corrompiendo como a los demás.

Para entender del todo la mejora de esta temporada respecto a la anterior hay que sumarle a este nuevo panorama de enemigos y aliados el poco protagonismo que ha tenido la familia Lance, a excepción de la trama que incluía a Sarah. No tengo nada en contra del Detective Lance o Laurel, pero creo que sus personajes aportan mucho más apareciendo de una forma más esporádica que dándoles un protagonismo que son incapaces de corresponder. De hecho, el papel de Laurel esta temporada se ha visto reducido a ser presa del “Doll Maker” y a poco más.

Con todo esto ya sólo queda ver cómo vuelve Arrow del parón navideño y si consigue mantener el nivel mostrado hasta la fecha durante el resto de la temporada, ya que desde luego ambición no les falta.

Review Overview

7,5

NOTABLE

El ritmo y la sucesión de enemigos hacen que su segunda temporada mejore la primera.

User Rating: 3.7 ( 1 votes)

About Eric Mendo

Recientemente licenciado en Comunicación Audiovisual y una de las personas que más series ve de las que conozco, no lo puedo evitar. Mi paraíso sería cobrar por ver series, pero tiempo al tiempo. Me chiflan las ficciones americanas, y cada vez más algunas británicas, pero siento cierta devoción por la fantasía y la ciencia-ficción. Puedo ver auténticos dramas adorados por la crítica como Homeland o The Americans y pasarme justo después a los mayores "guilty-pleasures" de la televisión como Witches of East End o gran parte de la parrilla de TheCW. Títulos como Doctor Who, Pushing Daisies, Fringe o Veronica Mas son los que más huella han dejado en mi.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.