Home > Series > Series USA > Crisis in Six Scenes: unión fallida de Amazon y Woody Allen

Crisis in Six Scenes: unión fallida de Amazon y Woody Allen

<

En ocasiones los astros se alinean en el panorama televisivo, las estrellas de la industria dan la mano a las estrellas creativas para crear promesas capaces de hacer las delicias de cualquier seriéfilo y ésta vez era el turno de Amazon. La creadora de indispensables como Transparent, aquella capaz de plantarle cara a Netflix señala a uno de los directores más importantes de las últimas décadas y se obra el milagro. O no.

Crisis in six scenes (Amazon)
Crisis in six scenes (Amazon)

Crisis in Six Scenes tenía todo lo que a priori necesita una gran serie para poseer dicho adjetivo: un director ante el que quitarse el sombrero, un formato de miniserie apto para consumo rápido en tiempos modernos, un humor peculiar y eficaz e incluso una figura mediática de dimensión internacional como es Miley Cyrus. Ingredientes de gama gourmet que en vez de combinación de éxito, hacen de la unión Allen/Amazon un matrimonio mal avenido.

Por si el título elegido no fuese suficiente para ponernos en alerta, el inicio del piloto con créditos sobre negro y vídeos de archivo como recurso para contextualizar el tiempo de la acción, nos lo confirman: no estamos ante una serie, lo que vamos a ver es una película fraccionada sin criterio televisivo.

Crisis in six scenes (Amazon)
Crisis in six scenes (Amazon)

Crisis in Six Scenes nos sitúa en la década de los 60 en un Estados Unidos con la guerra de Vietnam y el movimiento hippie a flor de piel, aspectos que Allen se encarga de perfilar mediante sus particulares diálogos y gags, con la diferencia de que tan sólo hay muecas donde, una vez, en una sala de cine, hubo carcajadas. Y es que hay algo en Crisis in Six Scenes que nos hace esperar la risa enlatada propia de las sitcoms más clásicas, un halo de antigüedad sin homenaje, una nostalgia trasnochada que las destacables actuaciones de Elaine May como esposa y asesora matrimonial, de John Magaro o incluso del propio Allen no sólo no consiguen salvar, sino que evidencian un Woody Allen torpe, fuera de su medio, al que lo metanarrativo no le cuadra como nos tiene acostumbrados.

¿Dónde se encuentra el origen del problema? ¿Qué hace de una fórmula perfecta una serie de catastróficas desdichas? En estos tiempos en los que escuchamos de continuo que se está produciendo un trasvase del medio cinematográfico al televisivo, que el mejor cine está en la tele y que la pequeña pantalla ha superado a la grande, Woody Allen nos viene a demostrar, quizá de la forma más desafortunada posible, que el agua no es mejor que el aceite, ni lo salado mejor que lo dulce, que cuando optamos por un medio tenemos que jugar con sus reglas para ganar la partida y que sino, ya pueden alinearse astros y constelaciones que no obtendremos piedra filosofal alguna.

About Alicia Montero

Graduada en Comunicación Audiovisual, soñando con una entrevista de trabajo en ‘Sterling Cooper & Partners’ y una casita en San Junipero. Compañera de viaje de Claire Fisher, usuaria de Oceanic Airlines y sin saber quién mató a Laura Palmer a pesar de pertenecer a la década de “Twin Peaks"

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.