Home > Series > Series USA > Breaking Bad o cómo volverse adicto a una serie

Breaking Bad o cómo volverse adicto a una serie

<

Fue una de las series de las que hablé hace poco y de las cuales quería ponerme al día por muchas razones, entre las más importantes, es que muchos amigos me la habían recomendado, la crítica la alababa y este verano iba a emitir su última temporada.

Hasta ahora he visionado la primera temporada completa y voy por la mita de la segunda. La serie me ha supuesto una adicción a la metanfetamina (droga que Walt cocina) tanto como a la serie. La primera temporada discurre de una manera rápida e impredecible. Los personajes se van volviendo oscuros con el paso de los capítulos y los secundarios son particularmente buenos.

Resumiendo la primera temporada muy mucho, decir que el profesor de química Walt, inocente él dónde los haya, es diagnosticado de cáncer de pulmón sin haber fumado nunca, y se encuentra ante la situación de que no puede costearse el tratamiento de cáncer por lo costoso de éste, aunque tampoco quiere vivir los dos últimos años de vida que le han dado en una cama cansado y sin hacer nada. Así, y por casualidades se encuentra con un antiguo alumno suyo del instituto que es comerciante de droga (también consumidor) y cree que cocinando droga podrá pagarse el tratamiento.

Aquí, juegan un papel muy importante los secundarios. El mejor, a mí gusto, es el cuñado. Éste pertenece a la DEA (unidad policial anti-drogas) y conoce a todos los comerciantes del distrito, pero se queda muy sorprendido al descubrir que ha entrado en el mercado un nuevo cocinero que hace la metanfetamina más pura hasta ahora conocida. La mujer de Hank, es una cleptómana en rehabilitación. Su personaje es el que más odio hasta ahora, ya que me parece superfluo y anecdótica y no aporta nada más que un par de momentos por capítulo destacables. Totalmente prescindible (aunque habrá que esperar al desarrollo de la trama para ver su importancia).

Pero, si su familia política es importante, más lo es la real. La mujer, embarazada de siete meses es una personalidad fuerte y convincente que trata a Walt como a un “mindundi” y Walt se va convirtiendo en un hombre más oscuro con el paso de los capítulos (esto es lo más importante de la serie). Además, cuenta con un hijo con parálisis cerebral, el cual aporta poco a la trama, pero como Walt ama  a su familia, el día a día de Walt es muy importante en el guión de la serie.

La serie cuenta hasta ahora con 46 capítulos y el 15 de julio (unos días solo) comienza su última temporada. La serie es muy buena, entraría fácilmente en el top 10 de las series que he visto en los últimos tiempos, pero le falta mucho por mejorar, o mucho por enseñar. Sé, por desgracia, que la serie me va a enseñar los dientes muy pronto con una trama de ilegalidad, poca ética y carteles completos que va a hacer que me calle y no critique las escenas insustanciales que se podrían haber ahorrado, pero hasta ahora ha sido mi percepción.

Necesito un Walter más malvado, a un Hank más cabrón, a una familia menos repipi y más crítica, y, sobre todo, más escenas al gran Jesse y su novia drogata (comedia negra y social de la más buena en los últimos meses que he visto). Ahora que estoy a mitad de la segunda temporada me pregunto si esto lo tendré o finalmente habrá una serie excelente en mi lista de vistas, que no de culto.

Quizás, para los más incondicionales de la serie sea una crítica insulsa y sin fundamento, pero creo que los errores de guión son pequeños, aunque visibles. Por comparar (en otro universo paralelo), Studio 60 me enganchó desde un primer momento con sus guiones y problemas personales, Homeland con su acción me descubrió un mundo inimaginable y Weeds me mostró la droga de manera amable. creo que esta serie tiene pequeños aromas de las 3, y es esa combinación de planteamientos personales, mundo prohibido y acción creciente lo que me hacen sentirme engachado a la serie.

Ahora, a ver el resto de las temporadas durante este mes que empieza la última y va a ser una delicia. Y, vosotros, ¿qué opináis de la serie?

About Santi de la Flor

Marketing, turismo y comunicación. En el audiovisual, lo mismo veo la ciencia ficción más indie que el drama más comercial, todo sea por descubrir nuevas historias que nos muestren mundos en los que no entraríamos de otra forma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.