Home > Series > Series UK > ‘Bodyguard’, la herencia británica de ‘Homeland’
'Bodyguard', la herencia británica de 'Homeland', aunque menos adictiva

‘Bodyguard’, la herencia británica de ‘Homeland’

<

El pasado 24 de octubre llegaba a Netflix los seis episodios de la primera temporada de ‘Bodyguard, serie de BBC que ha batido todos los récords de audiencia en Reino Unido. La vuelta de Richard Madden a televisión, con el personaje David Budd, es certera y directa, pero también demasiado diseñada. Él es un veterano de guerra que trabaja como policía. Tras salvar a los pasajeros de un tren de un atentado terrorista, se le asigna proteger a la secretaria de estado Julia Montague, cuya visión política apoya todo lo que él detesta.

Con un comienzo magnético e inquietante, de las mejores presentaciones que he visto en 2018, la premisa de la producción explota justo después. Una vez establecido el patrón moral de David, la profundidad de su personaje y su pasado vienen a continuación, determinando el resto de la serie. Al igual que hiciera ‘Homeland en un piloto casi perfecto, los conflictos internos del personaje serán duales, entre lo profesional derivado de su función policial, y lo personal de su desdichada vida. Y hay más elementos de similitud con la ficción estadounidense: el Gobierno, los militares, el servicio secreto, los veteranos de guerra, las células yihadistas y las guerras de Irak y Afganistán.

David Budd es un cóctel molotov, tal y como era Nick Brody, cambiando el aspecto psicológico por el religioso. Sus premisas, convergentes en multitud de ocasiones hacen que ‘Bodyguard’ salga perdiendo en múltiples aspectos: no es tan novedosa en lo que cuenta, no es el thriller perfecto y la hibridación de géneros la conocemos. Es más, en la segunda parte de su episodio piloto ya sabemos a qué nos enfrentamos. Además, sin aproximarse a la paranoia de superprotección ciudadana ni a la crítica del sistema, hacen que la ficción pierda interés en su totalidad, pudiéndose haber convertido en una mini-serie perfecta si le hubiera dado por explotar dichos temas.

A pesar de todo, ‘Bodyguard’ es una serie sólida en muchos aspectos, empezando por la explicación de la política británica y su democracia. A diferencia de España, donde el voto de partido es casi obligatorio, veremos cómo una Ministra de Interior es capaz de todo, y más, por alcanzar el máximo escalafón de la democracia.  Los géneros, están bien mezclados, ya que el thriller político y de espías se embarca en una aventura muy afín a sus protagonistas y sus personalidades, enredando la trama hasta puntos inimaginables. Su actualidad, a pesar de ser vista en otras ficciones, nos enfoca el debate político de la inmigración en 2018. La tensión, bien construida, diseñada, organizada, dándonos pinceladas de lo que tendremos a continuación y desvelándonos lo preciso. Esos elementos combinados, nos deparan una ficción de altura, muy interesante en términos generales.

Y si te quedas con ganas más, no dudes en echarle un ojo a ‘Line of Duty’, del mismo creador y mucho más ambiciosa. Seguro que te encantará. Y a ti, ¿qué te ha parecido ‘Bodyguard’?

Tráiler de ‘Bodyguard’

Ficha ténica de ‘Bodyguard’

Dirección: Jed Mercurio (Creador), Thomas Vincent, John Strickland

Guion: Jed Mercurio

Música: Ruth Barrett, Ruskin Williamson

Fotografía: John Lee

Reparto: Richard Madden, Keeley Hawes, Stuart Bowman, Tom Brooke, Claire-Louise Cordwell, Vincent Franklin, Nicholas Gleaves, Pippa Haywood, Stephanie Hyam, Gina McKee, Paul Ready, Richard Riddell, Sophie Rundle

MUY BUENA

7,5/10

'Bodyguard' es una buena premisa y una gran construcción de personajes, aunque debido a su más que manida representación en la actualidad, quizás no tenga la adicción necesaria.

User Rating: 3.45 ( 1 votes)

About Santi de la Flor

Marketing, turismo y comunicación. En el audiovisual, lo mismo veo la ciencia ficción más indie que el drama más comercial, todo sea por descubrir nuevas historias que nos muestren mundos en los que no entraríamos de otra forma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.