Home > Series > La representación LGTB en las series de televisión

La representación LGTB en las series de televisión

En temas de visibilización de las distintas minorías en televisión hemos dado grandes pasos y nos encontramos en un momento en que los personajes LGTB tienen más presencia que nunca. Las principales preguntas son: ¿cómo se representan? ¿es la mejor forma de hacerlo?

Modalidad reivindicativa

Cómo dice Agustín Gómez, profesor de la Universidad de Málaga, en esta modalidad se aborda la cuestión homosexual colocándola en el eje central del desarrollo de la trama. Se representa sistemáticamente la vulnerabilidad del personaje LGTB, y el conflicto entre sus dimensiones individual y social. Según Juan Carlos Alfeo, esta se divide en dos tipos: la integradora, dónde se destacan las similitudes entre la sexualidad normativa y las no-normativas; y la transgresora, dónde se pone énfasis en la diferencia con fines reivindicativos como en ‘Queer As Folk’ o ‘The L Word’.

Crimen en el paraíso

· La convivencia con el yo

La autoaceptación, el conflicto interno. Es la forma de representación más común. La sociedad ejerce una presión sobre las personas para ser y actuar acorde a unos roles sociales normativos de los cuales no podemos salirnos o seremos castigados, generando un debate interno y complicado.

Se retrata la realidad que muchos LGTB, normalmente a edades tempranas, viven inevitablemente. La salida del armario, el temor al rechazo, el bullying en el colegio… Esta permite crear personajes complejos y profundos con los que podemos identificarnos fácilmente, es el caso de Bruno en la primera temporada de ‘Merlí‘. Su actitud evoluciona desde el primer hasta el último capitulo en un viaje hacia la libertad. No se queda atrás tampoco la tercera temporada de ‘SKAM’ que retrata el dilema de Isak y su relación con Even.

representación-lgtb-isak-even

· La convivencia con el otro

La aceptación de los demás, el conflicto externo. ‘Please Like Me’ empieza con un personaje que sale del armario, entendemos que lo que vamos a ver después es su desenvoltura en el mundo exterior. Se habla también de la autoaceptación, de los resquicios que quedan de la etapa anterior. Josh Thomas, con una autoestima muy baja motivada principalmente por su físico, se muestra de manera distendida ante los problemas que aparecen en su vida. Sobrecarga su día a día de dramas banales para evitar mostrar preocupación por su verdadero pesar, la verdadera procesión la lleva por dentro.

Lito Rodríguez en ‘Sense8‘  (R.I.P. 2015-2017) es otro ejemplo parecido. La dificultad de compaginar el trabajo como actor con la vida privada es el principal drama del personaje interpretado por Miguel Ángel Silvestre, que nos ha dado bastantes momentos divertidos. Lo mismo ocurre con Nomi, una chica transexual que ha pasado por muchísimo y que ni su propia familia termina de aceptar, pero que tiene las riendas de su vida y no va a permitir que nadie se las quite.

Series como Transparent y ‘Cucumber’ o ‘Banana’ ya no se centran en personajes jóvenes, sino en personas más adultas que tienen otras dificultades a la hora de compaginar las distintas facetas de sus vidas. Otras etapas, otras perspectivas.

La “convivencia con el otro” siempre está muy ligada a la “convivencia con el yo”, a veces la forma de vernos a nosotros mismos repercute en la forma en la que los demás nos ven y viceversa. Es decisión de los creativos la perspectiva en la que se van a enfocar para retratar su historia y sus personajes.

representación-lgtb-lito-hernando

· Conflictos de convivencia acentuados

Se trata de retratar personajes LGTB en otras épocas y/o lugares para denunciar la complejidad de está situación en una sociedad diferente en comparación a la nuestra propia. La “convivencia con el yo” y con el “otro” es más complicada por distintos condicionantes.

Es quizá el caso de Irene Larra de ‘El Ministerio del Tiempo‘. Siendo más concretos, en el episodio 7 de la primera temporada y en el último de la segunda vemos con que temas tenía que lidiar Irene antes de entrar en el Ministerio y su vida en una realidad alternativa con mucho más machismo y homofobia.  Otros casos son ‘The Handmaid’s Tale’, un duro régimen donde la procreación es lo más importante, ‘Juego De Tronos’ y otros dramas históricos o distópicos.

También se incluye en este grupo la presencia de personajes LGTB en sectores díficiles como el deporte. Por ejemplo, ‘Barracuda’, una serie australiana sobre un nadador olímpico gay.

representación-lgtb-irene-larra

Modalidad desfocalizada o integrada

Cuando la orientación sexual de los personajes LGTB no es el eje central de la trama. Esto es una forma de representación tan válida como cualquier otra y que es muy característica en series juveniles con muchos personajes y tramas. A veces, no existe interés en verbalizar la condición sexual de los personajes. El más claro ejemplo de ello es ‘The 100‘ por el simple hecho de no tener una sociedad heteropatriarcal y racista en su universo narrativo. Clarke, Lexa, Bryan o Nathan son personajes cuyas orientaciones sexuales están presentes pero no les condiciona de ninguna manera en la sociedad en la que viven.

Aquí también podemos hablar de series como ‘Torchwood’ el spin-off de ‘Doctor Who’ dónde gran parte de los personajes han tenido relaciones sexuales no normativas sin ningún tipo de condicionantes. Por ejemplo, en ‘Teen Wolf‘ o ‘The Originals‘ vemos a vampiros acostándose con hombres lobo y similares, importando más las relaciones con otra raza sobrenatural que con personas del mismo sexo.

Es una forma eficaz de visibilización a la hora de normalizar el colectivo a ojos de jóvenes y niños, otorgándoles referentes y evitando la creación temprana de prejuicios.

representación-lgtb-clarke-lexa

Principales problemas

· La coralidad y el estereotipo

Las series protagonizadas por multitud de personajes ofrecen la oportunidad de tratar la diversidad. Pero también es fácil caer en el estereotipo. En las series corales se coge una característica principal para definir a cada personaje, son un equipo y cada uno cumple un rol dependiendo de sus habilidades. Se trata de partir de un estereotipo y moldearlo, darle más aristas y hacerlo más complejo e interesante.

El problema llega cuando la orientación sexual es un rasgo excluyente del personaje. Esto es un error y hay que tener mucho cuidado de no caer en él. El rasgo homosexual debe representarse en combinación con otros comportamientos y modelos de relación.

Es el caso de Connor en How To Get Away With Murder‘. Al principio, el joven abogado usaba el sexo -que no su sexualidad- para conseguir sus objetivos. Una vez ocurre la gran primera tragedia de la serie, el personaje comienza a cambiar. Ya no quiere formar parte de ese mundo oscuro en el que se ha metido, quiere alejarse de Annalise pero tiene tanto miedo que no es capaz de hacerlo, al menos no solo. Annalise es la principal causa de sus problemas, pero también es la única con poder para protegerle. Una lucha interna se debate en Connor, que se refugia en el cariño que le brinda Oliver.

Es curioso el caso de Orphan Black donde Tatiana Maslany interpreta a distintos clones protagonistas. Cosima, una de los clones, es lesbiana; y Tony, transexual. Una vez más la sexualidad no es el único rasgo que caracteriza al personaje, Cosima es bióloga, sensata, inteligente… un personaje con muchas aristas.

representación-lgtb-cosima

· La modalidad oculta de representación

El gay como bufón

Cuando los personajes LGTB, especialmente los gays, sirven única y exclusivamente para generar chascarrillos, el escarnio de la sociedad heteronormativa. Los estereotipos pueden hacer daño si no se tratan bien, y en la comedia es fácil cometer este error. Ejemplos de una ejecución correcta de personajes LGTB en comedias son Mauri y Fernando en ‘Aquí no hay quien viva’ y Mitchel y Cam en ‘Modern Family’. En el primer caso cada uno representa las dos imágenes que la sociedad tiene de los homosexuales para posteriormente decostruirla. En ambas series los personajes tienen mas rasgos que, compaginados con su sexualidad, explota las posibilidades dramáticas y cómicas.

Las lesbianas cómo disfrute masculino

Suena a rancio y a viejuno, pero es real y ocurre. Se banaliza a los personajes femeninos a simples cuerpos con tal de que el hombre pueda regocijarse en su mirada voyeurista. Suerte que creadoras como Shonda Rhimes y Jenji Kohan trabajan duro sus personajes para evitar esto.

La ausencia del resto del colectivo

¿Y los bisexuales, transexuales y demás? Sí, tenemos a Clarke como protagonista de ‘The 100’ y a Annalise Keating en ‘HTGAWM’. Pero hay pocos bisexuales, y cuando los hay suelen ser mujeres. Por otro lado tenemos a Maura en ‘Transparent’ como ejemplo de transexual. ¿Es suficiente? Hay demasiados tabús todavía en la cultura popular que deben tratarse cuanto antes.

representación-lgtb-maura

Principales necesidades

· “Profesiones” y LGTB

Los personajes LGTB no suelen estar lo suficientemente normalizados como para protagonizar una serie de policías, abogados, deportes o superhéroes. Hay, por supuesto, ejemplos. White Canary en el flarrowverso de Greg Berlanti dentro del ámbito de los superhéroes, o las series de Shonda Rhimes y otras como ‘The Good Wife’ y ‘The Good Fight’ en el ámbito de las profesiones. Pero no es suficiente, además su visibilidad pierde fuerza al compartir protagonismo con otros personajes que suelen tener más relevancia.

· Dibujos animados

Se trata de trabajar referentes para un público infantil. Salvando el caso de ‘Hora de Aventuras’ -que tiene distintos niveles de lectura según el público- y ‘Steven Universe’, el resto de dibujos animados no suelen tener personajes LGTB; y si lo tienen, está muy diluidos como en el caso de ‘Sakura, Cazadora de Cartas’.

Por otra parte, ‘The Ray’ es una serie de animación de Greg Berlanti para CW Seed protagonizada por un superhéroe gay, que ha recibido luz verde y de la que se esperan crossovers con la series de acción real  de la cadena, como ya pasó con ‘Vixen’.

representación-lgtb-steven-universe

 

La cantidad y la calidad de la diversidad sexual en la tele vive una buena etapa, con sus pros y sus contras. Debemos celebrar estos pequeños pasos y seguir luchando dentro y fuera de la industria. La televisión es un elemento poderoso para manipular, pero también para educar, y por ello, un arma esencial en la lucha por la visibilidad y por erradicar los prejuicios que tanto daño hacen.

About Sergio Risquez

Graduado en Comunicación Audiovisual y Estudiante de Guion de Cine y Televisión. Entusiasta de la TV en general y las series en particular. Amante del cine y de la lectura. El Nombre del Viento me enamoró, Interstellar me hizo volar y Lost dejó huella en mí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.