Home > Series > Series australianas > Crítica de ‘La tierra de las mareas’, el maravilloso trash de Elsa Pataky
Crítica de 'La tierra de las mareas', el maravilloso trash de Elsa Pataky

Crítica de ‘La tierra de las mareas’, el maravilloso trash de Elsa Pataky

<

Netflix ha traído una cosa a la producción (y distribución) de series en esta década que estamos a punto de cerrar, la McDonaldización de las series. Concepto que procede del sociólogo estadounidense George Ritzer en su libro ‘McDonaldization of Society (1995), usada como extensión de la teoría clásica de Max Weber de racionalización de la sociedad y la cultura moderna, Ritzer enfoca esta teoría en la eficiencia de producción (productos de forma rápida y sencilla sin ingresar una cantidad excesiva de dinero), cálculo (proporcionar mucha comida para no tanto dinero), previsibilidad (los clientes saben qué esperar de un determinado productor de bienes o servicios) y control (las computadoras dicen a los gerentes cuántas hamburguesas se necesitan en la hora del almuerzo).

Esta teoría, desarrollada y matizada al mercado patrio por Víctor Sampedro, a través de la McTele, diciendo que “las redes (mal llamadas sociales) sacarían provecho de los datos y la inteligencia que generan millones de internautas. En resumen, las nuevas tecnologías se aplican con los viejos principios de fabricación en masa que estableció Frederick Taylor a finales del s. XIX“. Bienvenido algortimo de Netflix.

¿Y a qué viene todo esto? Pues ante el estreno de series internacionales en el mismo espacio (Netflix) y tiempo (apenas horas o días), estamos llegando a una industria audiovisual que debe pensar en historias globales que van a ser devoradas por aquellos que Netflix ya ha estudiado a través de su algoritmo durantes meses o años. ‘La tierra de las mareas‘ es una de esas series, secundaria, casi de categoría B, que no llegaría aquí en un circuito lógico de distribución, pero que está protagonizada por una estrella de la televisión española (si alguna vez lo fue), con un matrimonio sobreexpuesto en redes sociales (con el Vengador Chris Hemsworth, ‘Thor‘) y una línea de producción que recuerda a otras series masivamente consumidas en la plataforma (‘Dark’, ‘Stranger Things‘, ‘The Protector’, ‘Ozark’, ‘The Rain’)…pero ¡bendito trash!

El maravilloso trash de 'La tierra de las mareas'

El maravilloso trash de ‘La tierra de las mareas’

En ‘La tierra de las mareas’ (distribuida por Netflix) o ‘Tidelands’ en inglés, cuenta la historia de Cal McTeer (Charlotte Best), una joven que tras pasar diez años en un reformatorio, regresa a su casa en Orphelin Bay, un pequeño pueblo pesquero. Cuando el cuerpo de un pescador local aparece en la costa, se descubre la relación clandestina del pueblo con el contrabando de drogas. Y el contrabando se hace ¡con sirenas!

Como pasaba con la serie hecha por y para el lucimiento de Jennifer Lopez (‘Shades of Blue‘) o de Van Damme (‘Jean-Claude Van Johnson’), en ‘La tierra de las mareas’ vemos un lucimiento exclusivo y onírico de Elsa Pataky, limitando a veces la autoparodia dentro del propio drama que vive el pueblo. Aunque aquí se extiende a todos, Charlotte Best, Marco Pigossi o Dustin Clare, incluidos.

La mitología de las sirenas siempre han estado ligadas al sexo, la lujuria y la perversión, siendo primera temporada de ‘La tierra de las mareas’ un ejemplo de ello. Una ‘Élite‘ de las sirenas, una ‘True Blood‘ sin su lectura política, pero acercándose más en su trama a ‘Supernatural’. Aunque habría que sumarle su poca intención como serie, con personajes que vagan por los escenarios sin más motivo que desnudarse. Ni los maravillosos parajes de Queensland  la salvan.

Y ese trash, con su uso de subgéneros y temas en boga desde una perspectiva comercial, con actores con gran fama en producciones casi desconocidas, pero dejando atrás otros elementos como los presupuestos y exhibición marginales. En este caso, Netflix ha sido el antiguo videoclub que ha hecho que la serie se de a conocer, cumple las funcionalidades de despropósito de manera absoluta.

Sinopsis de ‘La tierra de las mareas’

Cal McTeer (Charlotte Best) es una joven que, tras pasar diez años en un reformatorio, regresa a su casa en Orphelin Bay, un pequeño pueblo pesquero. Cuando el cuerpo de un pescador local aparece en la costa, se descubre la relación clandestina del pueblo con el contrabando de drogas. Cal debe descubrir los secretos que guarda la ciudad mientras investiga a un peligroso grupo de marginados, mitad humanos, mitad sirenas, que viven en un rincón escondido de la bahía protegidos por la misteriosa y atractiva Adrielle Cuthbert (Elsa Pataky), la líder del grupo, que hará cualquier cosa para proteger a su gente.

Tráiler de ‘La tierra de las mareas’ (Tidelands)

Ficha técnica de ‘La tierra de las mareas’ (Tidelands)

Dirección: Stephen M. Irwin (Creator), Leigh McGrath (Creator), Nathan Mayfield (Creator), Tracey Robertson (Creator), Toa Fraser, Emma Freeman, Catriona McKenzie, Daniel Nettheim
Guion: Stephen M. Irwin
Fotografía: Bruce Young, Robert Humphreys, Katie Milwright
Reparto: Charlotte Best, Elsa Pataky, Dustin Clare, Mattias Inwood, Aaron Jakubenko, Madeleine Madden, Finn Little, Peter O’Brien, Marco Pigossi, Bianca Saul, Dalip Sondhi, Jet Tranter, Brad McMurray, Zoe King, Sam Conway, Hunter Page-Lochard, Jacek Koman, Michael Vice

Crítica de 'La tierra de las mareas'

FLOJA

'La tierra de las mareas' es una especie de telenovela sobrenatural a la inglesa, fácil de ver, muy ligera. Quizás revisionándola en unos años, la convirtamos en culto.

User Rating: Be the first one !

Sobre Santi de la Flor

Marketing, turismo y comunicación. En el audiovisual, lo mismo veo la ciencia ficción más indie que el drama más comercial, todo sea por descubrir nuevas historias que nos muestren mundos en los que no entraríamos de otra forma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: