Historia y evolución del juego del Bingo

Si hay un juego que resulta accesible, fácil y realmente divertido es sin dudas el Bingo. Ya sea físicamente o en una plataforma online este entretenimiento ha cautivado a todo tipo de personas en todo el mundo. Y no solo es fantástico para pasar el tiempo, sino que su historia y evolución también son muy interesantes.

Una cuna italiana

Se considera que el «giuoco del lotto d´Italia» es el precursor del actual juego del bingo y de todas su versiones y formas de jugarlo. Esta forma de lotería semanal, que perdura hasta el día de hoy nació alrededor de 1530 y rápidamente se convirtió en el entretenimiento más popular del país de la bota.

En 1770 los franceses le cambian el nombre y lo denominan «lotería», aunque también se dice que podrían ser los alemanes quienes dieran esa denominación, puesto que «lot» significa destino y podría aludir a que se deposita el resultado del juego en manos del azar. La historia moderna del Bingo comienza a principios del siglo XX con su llegada a América del Norte.

Del beano al bingo

En el fatídico año de 1929 mientras los EEUU se enfrentaban a la Gran Depresión, un comerciante de juguetes llamado Edwin S. Lowe que necesitaba desesperadamente un éxito comercial, descubrió un divertido juego de feria que cambio su vida y la de los juegos de azar para siempre. Era una variación del antiguo juego de lotería europeo, denominado beano.

Consistía en cartones con números que se repartían entre los jugadores a quienes de las daba una bolsita con frijoles secos con los que se marcaban los números que coincidieran con los que un locutor sacaba de dentro de una caja de puros escritos en trozos de papel. Quien lograba completar cada línea gritaba BEANO (Bean significa frijol).

Lowe quedó fascinado por el juego, pero para comprobar su aceptación, reunió a varios amigos en su casa y los invito a jugar. La leyenda dice que todos los participantes se enamoraron del juego, ya que resultaba muy fácil de aprender y de jugar y que transcurrida gran parte de la velada, en la que el alcohol fluyo con liberalidad, alguien quiso decir Beano y al trabársele la lengua lo que dijo fue: ¡B B BINGO! A Lowe le gustó y decidió que ese sería el nombre comercial de su juego.

Siempre vigente

A medida que fue pasando el tiempo, el Bingo se popularizo a nivel mundial y si bien existen muchas variaciones con sus respectivas denominaciones, es un entretenimiento que no pierde vigencia y que gusta a personas de todas las edades, ya sea que hacen apuestas por dinero para ganar botes, como por premios físicos.

A día de hoy no solo se juega de forma presencial, sino que existen infinidad de casinos y plataformas que ofrecen una gran variedad de máquinas de bingo online, en las que los jugadores no solo pasan unos momentos deliciosos llenos de emoción y divertimento, sino que al mismo tiempo pueden ganar mucho dinero.

Sobre Redaccion

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.