Contando con el CBD: Beneficios y ventajas del aceite de CBD

El uso de terapias alternativas para nuestra salud se ha extendido mucho en las últimas décadas. Estas terapias prometen resultados mientras que evitan efectos secundarios nocivos que suelen conllevar otras terapias más tradicionales.

Uno de los remedios alternativos más populares en los últimos años es el CBD. Este es un compuesto químico encontrado en la planta de Cannabis. Aunque no es el único: el CBD es parte de la familia de Cannabinoides, que suma más de 100 distintos cannabinoides que son encontrados en esta planta, algunos de los cuales no sabemos ni qué efectos tienen todavía. El aceite de cbd Sativa es uno de los más usados hoy en día.

El CBD, que es un acrónimo para el nombre cannabidiol, es uno de los remedios más seguros y sanos que existen hoy en día. Tan seguro de tomar es que no existen sobredosis documentadas en las que figure este compuesto (ni la marihuana como tal) y además no existe riesgo de dependencia física: Si uno deja de tomar el CBD, ya está. No habrá ningún tipo de complicación. Es por estas razones que el CBD es una opción tan buena, especialmente en ancianos y niños, que necesitan también medicinas pero que algunas medicinas más oficiales suelen ser demasiado fuertes y conllevan riesgos muy graves para la salud de los más vulnerables.

1.   El CBD: Cero efectos secundarios

Cualquier medicina conlleva consigo riesgos y efectos secundarios. Pero unas más que otras: Muchas de las medicinas que sirven para calmar los nervios o la ansiedad, por ejemplo, tienen altos riesgos de abuso y/o adicción. Las benzodiazepinas son unas de las drogas más efectivas y estándares para calmar los nervios y la ansiedad, pero tienen un pequeño problema: Nuestro cuerpo desarrolla una tolerancia a esta medicina si es consumida frecuentemente. El CBD no desarrolla tolerancia a tanto nivel; Podrás necesitar una gota más o una gota menos, pero la tolerancia nunca es tal como para tener que triplicar, cuadruplicar, etc. la dosis inicial. Y estos aumentos exponenciales son más comunes de lo que uno pensaría.

2.   Calma dolores

Honestamente, por más que lo intentemos, es imposible relajarnos si nos duele la cabeza o tenemos algún dolor muscular. Imposible.

Afortunadamente, tenemos el CBD. Además de relajarnos, el CBD bloquea los transmisores que se ocupan de decirle a nuestro cerebro que algo nos duele. Es decir, que bloquea la sensación de dolor.

También puede ser el caso que un dolor es específico sea el que te esté poniendo de los nervios. Todos hemos experimentado ese dolor de cabeza que nos pone de mal humor, y eso hace que el dolor de cabeza se convierta en migraña. Al final, ya no sabemos qué empezó primero: El mal humor o el dolor de cabeza. Unas pocas gotas de CBD mejorarán la situación.

3.   Muy simple de usar

Otra de las ventajas de usar CBD es que es muy fácil. No tienes que estar preocupándote mucho acerca de las cantidades (una gota más, una gota menos, viene a ser lo mismo) y tampoco es el fin del mundo si te saltas una dosis.

Para algunas medicinas puede ser una catástrofe saltarse una dosis, pero cuando se trata de CBD no hay ningún problema. Tomar dos dosis al mismo tiempo, si te llegas a percatar de que te saltaste una, no es una dosis peligrosa. Como mucho, estarás muy relajado durante un par de horas, y eso sería todo.

Cómo usar el aceite de CBD

Lo primero que tienes que entender al usar el aceite de CBD es que todas las medicinas funcionan mejor si son tomadas a diario. Así, los efectos de la medicina se mantienen más o menos efectivos a lo largo de varios días. Los resultados son mucho mejores si es consumido de esta manera.

También es buena idea que te acostumbres a tomar el aceite de CBD a determinadas horas del día. Si lo usas para relajarte a lo largo del día, una buena idea sería tres veces al día, mañana, mediodía, y tarde.

Si vas a usar el aceite de CBD para relajarte a una hora del día que te quede mejor, como la hora de descanso en el trabajo, entonces intenta que esa hora sea más o menos la misma todos los días. Si vas a usar el aceite de CBD para relajarte antes de dormir, asegúrate de tomarlo entre una y dos horas antes de la hora a que te sueles dormir.

Con respecto a la dosis, cuando se trata de aceite, ésta se cuenta en gotas. La dosis varía de persona a persona: Comienza con una gota y ve subiendo la dosis hasta que encuentres la dosis que te relaja ni muy poco ni demasiado. El punto medio.

Ahora que ya conoces muy bien los beneficios del aceite de CBD, ¡No pierdas tiempo! Ve a la tienda online de Justbob, el sitio más confiable en Europa para productos de CBD y compra tu propio aceite de CBD de la mejor calidad.

Sobre Santi de la Flor

Hablando de series y cine desde el 2009. Socio de la AICE (Asociación de Informadores Cinematográficos de España) que organizan los Premios Feroz. Lo mismo veo la ciencia ficción más indie que el drama más comercial, todo sea por descubrir nuevas historias que nos muestren mundos en los que no entraríamos de otra forma.

1 comentario

  1. Pero esto es legal en tiendas? lo he visto en algun estanco

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.