Home > Cine > Mejores películas 2017, camino a los Oscars
Las mejores películas 2017, camino de los Oscars

Mejores películas 2017, camino a los Oscars

Uno de los rankings más leídos todos los años vuelve. En esta ocasión tenemos un top10 de las mejores películas 2017, entiendo el año natural como las fechas en las que hemos podido verlas en nuestro país, España. Tras las listas referentes a las series con “Las mejores series 2017” y “Las peores series 2017” es turno del cine.

Jamestown COSMO

10. Toni Erdmann

Abrimos esta clasificación de mejores películas 2017 con un film que ha sido atacado por muchos frentes por su duración y su historia. Nunca es mal momento para que te preguntes si eres feliz. O, bueno, igual sí que lo es, sopésalo un momento mientras tratamos de desgranar esta joya quintaesencial, de larga duración, en la que se ha convertido Toni Erdmann. En unos tiempos donde el neocapitalismo marca la hoja de ruta político-económica, lejos queda aquello que promulgaba George Santayana cuando decía que “la vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla”. No es fácil generar conmoción después de entender que esto va de carcajadas y caricaturas. Mucho menos mostrar una sensibilidad especial para ahondar en la soledad del ser humano, cuando bien parece una sátira inteligentísima sobre todo y nada a la vez. Que lo es, pero también otras muchas cosas. Qué le vamos a hacer, así es la vida, una línea recta atiborrada de subtextos que se empeñan en hacerla más complicada.

9. Sieranevada

A medida que avanza, ‘Sieranevada’ muta hacía los terrenos del gran cine, de los grandes temas y de las grandes visiones haciendo de Puiu un director consolidado como uno de los más interesantes directores de nuestros días .La puesta en escena no hace por detenerse en ningún personaje sin dejar de lado a ninguno, parece incluso que la cámara de Puiu duda de si ir hacía a un personaje o hacía otro y esto la hace más poderosa alejándola de los terrenos de lo teatral y acercando la película a la visión cinematográfica.

8. Dunkirk

Christopher Nolan se ha ganado el interés y cariño del público a pulso. Sus obras han conectado con grandes audiencias sin renunciar a su complejidad y en ocasiones excesiva grandilocuencia. Un hecho histórico en principio poco dado a la hipérbole épica Hollywoodiense, como es una retirada masiva; dirigida a su vez por un director de quien su público espera efectistas giros de guion o complejos esquemas a la hora de organizar la narración del filme. No es una película de guerra al uso: no hay largas explicaciones sobre la logística, situación política o movimientos de tropas que llevaron a la situación del filme. No hay apenas una gota de sangre. No hay prácticamente enemigos definibles a la vista. Una historia sencilla de supervivencia y esperanza, inteligentemente planeada, emotivamente escrita y audazmente rodada. Una verdadera maravilla, que debe ser recordada como una de las películas más redondas de su director.

7. Star Wars VIII: The Last Jedi

La peli empieza muy bien. Poderosa, visual, imaginativa. Como ninguna otra. Es normal, la tecnología digital permite hoy verdaderas maravillas fruto de la cosecha que posiblemente sus primeras antecesoras sembrasen. Rian Johnson coge el legado de aquello que J.J. Abrams había sembrado con sumo cuidado y le da un ligero empujón para apartarlo del lugar de donde venía, pero con la suficiente sutileza como para no romper violentamente con aquello que una vez fue. Y el humor. ¡Qué maravilla! El punto más fuerte e identitario de todo el filme. Único, inigualable, fresco y muy natural. Tocaba a todos por igual, a los “buenos” y a los “malos”. Los momentos mas memorables se deben al humor. Rian Johnson aviva de manera enternecedora una chispa que prende entre la rebelión. Crea conflictos entre ellos y le da a las mujeres la presencia que nunca tuvieron en las sagas originales.

6. Moonlight

Moonlight no sólo es una película dispuesta a reclamar los derechos de la comunidad LGTB, sino que sirve de espejo para todas las almas que suspiran, bajo la luz de luna, después de otro día sobreviviendo en la selva. No obstante, precisamente aquí, yerra el Jenkins guionista cargando las tintas en la construcción de una lírica narrativa que, bueno, no encaja todo lo bien que debería en una historia cruda y admonitoria. Su elección para componer y definir el propósito de este sutil tesauro sobre lo normal de ser diferente, está amparada por dos elipsis temporales que nos trasladan desde la niñez hasta la adolescencia, primero; y desde la adolescencia hasta la primera fase del adulto, después.

5. Lady Macbeth

Para muchos compañeros, ‘Lady Macbeth’ ha sido la que ocupe el primer lugar de las mejores películas 2017, y razones no les faltan. La opera prima de William Oldroyd es de todo menos una película de época victoriana ambientada en el siglo XIX como su premisa parece advertir de forma tan inocente. La historia, un canto absolutamente feminista, es una reflexión sobre lo que supone el conformismo y hastío que se le atribuyen a las cadenas y  también sobre el talento e inteligencia que suponen la libertad así como las consecuencias de ambos lados de la moneda. La tragedia se combina con la comedia negra (ese gato sentado a la mesa, un divertido reflejo de su felina protagonista), se perciben ecos del mejor Haneke o Verhoeven, el pictorialismo (del que tanto peca el drama de época, cosa que esta peli en el fondo no es) sirve al encierro de la protagonista, asfixiantes colores pastel en medio de un orden silencioso e higiene pulcro que grita con rabia el desasosegaste deseo de suciedad y libertad, cosas que, en la mayoría de las veces, no pueden obtenerse la una sin la otra. 

Las mejores películas 2017, camino de los Oscars

4. La tortuga roja

En esencia, la cinta es un cuento audiovisual puramente artístico, edificado bajo los estrictos códigos del minimalismo y dibujado con trazos finos. Estos, que beben del estilo naturalista  y lanzan boinas de magia depositándose, una por una, en las testas de los espectadores, alternan las escenas de tensión (cuando el protagonista se enfrenta a los golpes del destino) con las del ecosistema (a veces pausado, estático, y otras vehemente y enfurecido) de forma que nadie se quede en fuera de juego por un simple juego de percepciones.

3. Manchester frente al mar

Abre el podio a las mejores películas 2017 una historia dura, dramática. Un drama al que su creador añade capas y capas de tragedia mientras busca trascender a golpe de personajes catatónicos, conquistados por la aflicción, y pinceladas de un humor a veces fracturado -esa camilla en la ambulancia-, a veces necesario -las continuas idas y venidas entre Lee y Patrick Chandler (mención al trabajo de un Lucas Hedges que devuelve importancia a los intereses adolescentes). En las franqueza y elegancia con las que Lonergan enarbola la historia está el quid de su atractivo: aquí no hay imposturas, esto es la vida, no sólo de un individuo roto por dentro, muerto metafóricamente, sino de una sociedad incapaz de pasar página, de dos almas incapaces de comprender su condición.

2. La La Land 

Estamos en época de cambio, por ahora hacia una zona de sombra político-social, en la que nada nos produce mayor satisfacción que encontrarnos con un placebo/entretenimiento capaz de hacernos olvidar, durante un par de horas, las posibilidades trágicas espoleadas por algunos líderes mundiales en materia demográfica. En La La Land hay amor y odio; música y coreografías (la primera más trabajada que las segundas); éxito y miedo; digresiones en favor del flechazo; y hasta golpes críticos hacia una industria a la que los nuevos tiempos la han teñido de falsaria -esa sesión fotográfica de Sebastian con Mojo. Es una suerte de retratista con la excelencia como máxima, quien enfunda sus verdaderos intereses en papel de embalaje technicolor.

1- madre!

La finalidad del cine es llevarte a un universo al que no conoces y hacerte sentir partícipe, o contarte una historia la cual te haga reflexionar. Mother! (madre!) conseguía ambos propósitos, pues sus lecturas son tan diversas como abiertas. Es una dualidad completa de amor y odio, una montaña rusa de emociones que te atrapa durante su tiempo de visionado y cuyo director supo ejecutar con cierto tono a anarquía y desorganización, pero con una clara pretensión: que hablemos de ella. Un virtuoso ejercicio técnico con dos historias secundarias dentro del arco principal que cuando descienden de su cenit son pura adrelina y estilo cinematográfico inconfundible, avasallando. Como te sacude emocional y físicamente, y tu estado de ánimo, es la mayor fuerza de la película que se lleva la primera posición de mejores películas 2017.

Mejores películas 2017: mención especial: ‘Chavela

Aunque su formato es el documental, la cinta mezcla intervenciones de la propia Chavela en diferentes momentos de su madurez, con actuaciones en directo de varias décadas, con testimonios de personas que estuvieron cerca de ella, como Pedro Almodóvar o Miguel Bosé. Por supuesto, sus preciosas canciones están presentes en todo momento, entre ellas Soledad, Luz de luna y Volver.

Y si te has quedado con ganas de más,

About Santi de la Flor

Marketing, turismo y comunicación. En el audiovisual, lo mismo veo la ciencia ficción más indie que el drama más comercial, todo sea por descubrir nuevas historias que nos muestren mundos en los que no entraríamos de otra forma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.