Home > Cine > Críticas > Passengers, incómodo romance espacial

Passengers, incómodo romance espacial

Navidad es sinónimo de comilonas, de frío y de familia pero también de cine. Con la llegada de estas fechas tan señaladas, la cartelera da sus frutos y no paran de brotar tanto películas con olor a Oscar como blockbusters para toda la familia que amenicen el periodo estival. Para aumentar la lista de títulos correspondientes al segundo tipo, llega Passengers, la última película de Morten Tyldum (The Imitation Game), protagonizada por Chris Pratt y Jennifer Lawrence, dos de los rostros más conocidos de Hollywood, una historia de ciencia ficción que prometía aventuras, acción y un romance capaz de atravesar el espacio-tiempo, atributos suficientes para que muchos nos la vendiesen como el Titanic galáctico. Muchas mieles y pocas advertencias.

Jamestown COSMO
Jennifer Lawrence y Chris Pratt en Passengers
Jennifer Lawrence y Chris Pratt en Passengers

Realizando un guiño poco discreto al clásico “príncipe conoce princesa” aunque eliminando toda magia en el despertar de la protagonista, Passengers logra crear una historia más convencional que un crossover de Blancanieves, La Bella Durmiente y La Sirenita. La princesa espacial más estereotipada jamás pensada, inalcanzable incluso para el Disney de la década de los cincuenta.

Y eso que Passengers tenía todos los ingredientes necesarios para dar un saltito que sumase en este sentido: las claves de un conocido cuento como base, actores reconocidos y un estatus de superproducción que le permite conquistar cada pantalla y espacio publicitario. No soy yo quién exige que la película de Tyldum plantee dilemas de género, es el mismo Jon Spahits quién con la elaboración de un potente detonante nos lanza el debate a la cara: ¿será capaz de despertarla? No podrá. Ya verás. No debe. Por ello, su resolución, digamos “convencional” del conflicto, decepciona y cabrea aún más. Lo que comienza como un paso valiente termina convirtiéndose en el baile del cangrejo con un número excesivo de pasos para atrás.

Y es que la construcción narrativa del romance no debería buscar excusas en la soledad del protagonista o en la capacidad de perdón de Aurora, debería partir de una base equitativa en la que ambos personajes pudiesen decidir. ¿Habría sido posible una historia de amor entre Aurora y Jim al llegar a la colonia? ¿Cómo habría sido ese amor en tierra firme? tristemente nunca lo sabremos, la decisión del personaje de Chris Pratt también nos priva de esa posibilidad como espectadores. No obstante, no es la intención de quién escribe criticar el uso del romance como vehículo para reventar taquillas, sino su uso sin cabeza, al precio que sea, aunque conlleve estereotipos y le de un valor sobre dimensionado al denominado amor romántico.

Los productos están inmersos en la industria, son la industria y por ello no podemos esperar nada. Esa postura que adoptamos más veces de las necesarias, se desarma en ocasiones cuando títulos como Maléfica (aunque el simbólico beso estuviese inmerso en una historia de despecho) Frozen o Brave hacen incapié en la capacidad de decisión de sus personajes. Demuestran que los cuentos en particular y las historias en general, son capaces de mantener sus características narrativas y poner en perspectiva sus contenidos y moralejas sin perder su esencia, actuando como trampolín para nuevas lecturas.

Chris Pratt y Jennifer Lawrence en Passengers
Chris Pratt y Jennifer Lawrence en Passengers

No obstante y aunque no sea suficiente, aquellos que sean capaces de dejar a un lado todo lo comentado, encontrarán en Passengers un blockbuster correcto en sus interpretaciones y notable en el apartado de efectos especiales y dirección artística, que no puede ser comparado con compañeros del género como Interstellar o incluso Gravity, donde el romance comparte una importancia similar. La ambientación del Avalon como nave transgaláctica hace que al menos Passengers sea disfrutable en el apartado visual aunque abre otra vía de promesas incumplidas al dejarnos con ganas de explorar el mundo de ciencia ficción apenas sugerido.

Tráiler Passengers

SUSPENSO - 3.8

3.8

User Rating: Be the first one !

About Alicia Montero

Graduada en Comunicación Audiovisual, soñando con una entrevista de trabajo en ‘Sterling Cooper & Partners’ y una casita en San Junipero. Compañera de viaje de Claire Fisher, usuaria de Oceanic Airlines y sin saber quién mató a Laura Palmer a pesar de pertenecer a la década de “Twin Peaks"

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.