Home > Cine > Críticas > ‘Hereditary’, el timo de la estampita

‘Hereditary’, el timo de la estampita

Como gran amante del cine de terror y ante la avalancha unánime de excelentes críticas de ‘Hereditary’, mi expectación ante esta nueva obra del director novel Ari Aster era altísima. La productora que la distribuye en España, DeAPlaneta, se hacía eco constantemente de las alabanzas de la práctica totalidad de los medios en una campaña de marketing excelente, de hecho, es lo que tiene que hacer una buena productora, hacerse eco de las buenas críticas y vender su producto a través de unos trailers montados a la perfección para que la gente acuda a las salas en masa. No se puede negar que está siendo un éxito de crítica y público, me quito el sombrero ante ese buen trabajo.

Jamestown COSMO

El problema viene cuando te presentas al visionado de la película con esas expectativas tan altas ante titulares como La película más terrorífica de los últimos tiempos‘, ‘El exorcista de esta generación, pero más salvaje‘, ‘Escalofriante, te deja sin aliento‘, ‘Una innovadora obra maestra del terror‘, ‘Terror en estado puro‘, ‘Original, asombrosa y perfecta‘ o ‘Perfecta obertura y síntesis poética. Ante tal magnificencia global y unánime, es totalmente normal que el nivel de exigencia ante el visionado sea máximo y cuando esas expectativas, no solo no se cumplen, sino que sales con la sensación de que lo que ‘te han vendido‘ es directamente proporcional a la decepción que te llevas, llega la hora de analizarlo todo.

Crítica de Hereditary con Toni Collette y Grabiel Byrne

Partiendo de la base que el casting del cuarteto protagonista está muy bien seleccionado, tanto el matrimonio formado por Tony Collete (Annie) y Grabiel Byrne (Steve) son una apuesta por actores solventes y de prestigio. Más mérito tiene la elección de los hijos, sobre todo la inquietante hija que interpreta Milly Shapiro (Charlie) y el adolescente Alex Wolf (Peter). La película arranca con una historia familiar bastante dramática, con problemas de comunicación entre ellos y donde se va mascando la tragedia según va avanzando el metraje. La abuela, que tenía una relación de poder un tanto extraña con su hija, acaba de morir. Este hecho afecta a la nieta, que estaba muy unida a su abuela y empieza a ver apariciones sobrenaturales que parecen relacionarla con ella. La madre se centra en su trabajo como galerista. Es especialista en representar escenas, casas o lugares en miniatura, incluso tiene reconstrucciones de su propia casa. Todo esto nos lo muestran en un plano secuencia inicial muy acertado, que se podría haber aprovechado más adelante. En principio, una historia que empieza bastante sólida con una atmósfera, fotografía y banda sonora que van de la mano, todo hacía apuntar a un desarrollo que iría en aumento e interés.

Nada más lejos de la realidad, quitando un par de escenas destacables, el desarrollo es tremendamente aburrido y tedioso. Se van sucediendo los acontecimientos con un sopor insoportable, porque prácticamente no pasa nada, no avanza. Es absolutamente innecesario esa primera hora con un ritmo tan anodino, donde varios de los sucesos que ocurren, hace que comiences a incomodarte con lo que estás viendo. Además raya lo incomprensible y lo kafkiano la ausencia de explicaciones ante situaciones de una gravedad extrema. El guion es un contrasentido constante que va dando tumbos y dejando cabos sueltos por el camino. Es en ese momento cuando empiezas a no creerte lo que te cuentan, avanzando con la sensación de que todo va a ser un desastre y no solamente se confirma, sino que el descalabro final es tan poco creíble como esperpéntico. El resultado es que este producto no lo compro ni tampoco lo recomiendo.

Crítica de Hereditary con Milly Shapiro

‘Hereditary’ tiene su público, claro está por el éxito de crítica que ha llevado a la gente a las salas. Pero no, no es la supuesta maravilla del terror que nos venden, de hecho, está muy lejos de esas películas con que se las compara. Títulos como ‘El Exorcista‘, ‘Expediente Warren‘, ‘El Resplandor‘ ‘Al final de la escalera‘ ‘La profecía‘ o ‘La semilla del diablo‘, son títulos serios con una trama, desarrollo y guion sólidos y creíbles. Por no hablar del ritmo, que están a años luz de ‘Hereditary’. Ésta última provoca más risa que terror, más aburrimiento que tensión, más incredulidad que credibilidad y eso es lo peor que le puede pasar a una película de terror. Con el tiempo ese globo hinchado se irá desinflando y estará muy lejos de las grandes películas del género.

Crítica de Hereditary con Alex Wolff

Como broche final cabe destacar que la mayor parte de las críticas positivas hacen ver que si no te gusta la película es porque no la comprendes, indicando que el film huye del susto fácil, que es compleja y diferente. Los adeptos a ‘Hereditary’ tienen un buen número de críticas que ensalzan la obra, pero somos también muchos otros los que nos aburrimos, los que vemos sustos fáciles, escenas copiadas de esas otras grandes obras de terror mencionadas anteriormente, que entendemos perfectamente lo que nos quieren contar y no nos resulta creíble, que nos parece todo tremendamente pretencioso, inconcluso y engañoso, por lo que es necesario alguna crítica que vaya en otra dirección, para que la discusión se enriquezca con opiniones diferentes.

Tráiler Hereditary

About José Manuel Castrillo

Mi cuna: Hitchcock y Kubrick. Mi adolescencia: Coppola y Scorsese. Mi edad adulta: Fincher y Nolan. Me abdujeron con Expediente X, ingresé en la familia con Los Soprano, investigué con CSI, escuché con The Wire, me perdí con Perdidos y me encontré con Don Draper y Walter White. Un caminante blanco me resucitó, ahora estoy "troneando" en el Juego De Tronos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.