Home > Cine > Críticas > ‘Green Room’: Crítica

‘Green Room’: Crítica

<

Sinopsis

Green Room comienza con una banda de punk que, en sus inicios, toca en bares de cualquier tipo, intentando hacerse un hueco en la música. Todo se viene a peor cuando les ofrecen dar un concierto en un bar neonazi. Tras dar el concierto uno de los integrantes del grupo es testigo de un asesinato en una de las salas del bar, para evitar que el problema vaya a más, los dueños y jefes del local deciden retenerlos cautelarmente a la habitación, en la que hay, a parte de los cuatro integrantes del grupo, un guardaespaldas bastante fuerte, un cadáver, una misteriosa chica, y una pistola de gran calibre. Después una sucesión de decisiones desafortunadas desencadenarán un espectáculo de sangre y dentelladas de perro.

Crítica

Green Room se presenta como una película entretenida, para pasar una buena tarde. Y cumple con creces las expectativas. En el inicio del filme no se intuye ningún tipo de acto escatológico o repulsivo, es más, resulta graciosa con sucesivos chistes de humor negro y actos de lo más juveniles. Es a medida que nos vamos metiendo en la habitación verde cuando la sangre comienza a cobrar protagonismo, y todas esas risas que surgen en la sala en los primeros diez minutos de la grabación parecen haber sido producidas hace días. Esa espiral de violencia cada vez más sádica, cada vez más rápida, cada vez más sorprendente y retorcida consigue generar una tensión sin precedentes, una diversión continua, y alguna que otra mirada furtiva al suelo para evitar la visión de la pantalla, y poder así coger un poco de aire. A pesar de su dureza visual, los disparos, los cortes y las mordeduras de unos perros de dieta cuestionable, la violencia está tratada con mucha elegancia sin que resulte pesada ni intrusiva la muestra explícita de la misma.

Antes, y durante, la ola de balas y cuchillos que nos echan encima en la película se muestra de forma realmente interesante la aparición de los distintos roles dentro de un grupo, que se generan de forma natural e instintiva. Podemos ver de forma clara como uno se destaca como líder, otro hace las veces de tipo duro, el que tiene que remangarse para hacer frente al peligro en primera instancia. Uno de ellos opta por buscar una alternativa no violenta de huir de la habitación, y para ello la principal herramienta es el ingenio de la única mujer del grupo. También resulta digno de mención el rol de la muchacha que estaba ya en la habitación, pero es mejor observar tanto desequilibrio mental en la pantalla.
Toda esta acción irrefrenable consigue que algunas lagunas narrativas del guión queden bien tapadas y no se hagan evidentes, esto, unido a la buena actuación de todo el elenco, hace de Green Room una buena película a la que no sobra ningún minuto. Y un consejo, cuidado con el perro.

Review Green Room

Notable - 7

7

Violencia, adrenalina y tensión para un film entretenido y con lagunas narrativas solapadas de manera efectiva.

User Rating: Be the first one !

About p.garcia

Comunicador, periodista, guionista y estudiante de cine. Intento hacer crítica constructiva y útil para el lector.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.