Home > Cine > Críticas > ¡Gracias jefe! un documental para indignarse de risa

¡Gracias jefe! un documental para indignarse de risa

Al calor del movimiento francés denominado Nuit Debout y que en nuestro país se ha asociado con el Movimiento 15M llega ¡Gracias jefe!, una película documental dirigida por François Ruffin y financiada por los suscriptores de la revista satírica Fakir que aborda los despidos masivos y el proceso de deslocalización ocasionados por el multimillonario Bernard Arnault y su grupo de lujo LVHM.

Jamestown COSMO

¡Gracias jefe! sigue las andanzas de un Ruffin que, “intentando comprender” por qué la gente odia a Bernard Arnault, se topa con los Krul, una de las numerosas familias afectadas por los despidos de LVHM. A partir de este momento, a la mezcla de documental y comedia se le suman tintes de thriller y la acción se convierte en una cruzada por los derechos de los Krul.

François Ruffin orquesta ¡Gracias jefe!
François Ruffin orquesta ¡Gracias jefe!

¡Gracias jefe! es un ejercicio de denuncia pero también una comedia sobre un ajuste de cuentas cuya ejecución adquiere carácter de epopeya. Su premisa funciona a la perfección gracias a un mensaje concreto que sin embargo posee dimensiones internacionales. Y es que los trazos caricaturescos del Arnault de Ruffin servirían también para dibujar los rostros de gran parte de las listas de Forbes, o eso suponemos.

En otro orden de cosas, su retrato de una realidad sin melodramas y el uso de una narrativa centrada en la exposición de hechos, son los puntos fuertes de una historia que hemos escuchado demasiadas veces pero que nunca nos habían producido una sonrisa tan satisfactoria. Sin embargo, la sonrisa no es contínua, a veces se convierte en mueca ante la obsesión de Ruffin por conseguir la medalla a la mejor interpretación de Robin Hood, orquestando, haciendo y deshaciendo, primando en ocasiones su necesidad de ser visto por encima de la causa de los Krul.

A la salud de Bernard Arnault ¡Gracias jefe!
A la salud de Bernard Arnault ¡Gracias jefe!

En un panorama socio-político que genera un estado de indignación constante y en el que la necesidad de cambio parece luchar contra el hastío personal en vez de contra quienes son responsables de verdad, la acción documental resulta indispensable. Ya sea como medio para mostrar los trapos sucios, como en su día hizo Inside job, o para usarse como arma dialéctica que humilla a quienes se creen más listos por tener la cartera más llena.

Las formas de François Ruffin, al estilo del conocido Michael Moore, no revolucionan el cine documental. La cara dura de Bernard Arnault puede parecer blanda ante escándalos como Wikileaks, Panamá y otras operaciones anticorrupción para las que dentro de poco no tendremos ni nombres. Pero esto no impide a ¡Gracias jefe! marcar la diferencia.

Tráiler ¡Gracias jefe!

About Alicia Montero

Graduada en Comunicación Audiovisual, soñando con una entrevista de trabajo en ‘Sterling Cooper & Partners’ y una casita en San Junipero. Compañera de viaje de Claire Fisher, usuaria de Oceanic Airlines y sin saber quién mató a Laura Palmer a pesar de pertenecer a la década de “Twin Peaks"

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.