Home > Cine > Críticas > Crítica de ‘Un don excepcional’, la normalidad de los niños prodigio
un-don-excepcional-critica

Crítica de ‘Un don excepcional’, la normalidad de los niños prodigio

‘Un don excepcional’ es la cuarta película del director Marc Webb (‘500 días juntos’, ‘The Amazing Spiderman 1 y 2’), que deja el cine de Superhéroes, para adentrarse en este interesante drama sobre una niña prodigio con un talento natural para las matemáticas, papel que interpreta la joven Mary Adler (Mckenna Grace) en su primera incursión en el cine.

Professor T COSMO

Sinopsis ‘Un don excepcional’

Frank Adler (Chris Evans) es un hombre soltero que tiene que criar a una niña prodigio, su enérgica sobrina Mary (Mckenna Grace), en un pueblo costero de Florida. Los planes de Frank para que Mary tenga una vida escolar normal se ven arruinados cuando las habilidades matemáticas de la pequeña de siete años empiezan a llamar la atención de la formidable madre de Frank, Evelyn (Lindsay Duncan), cuyos planes para su nieta amenazan con separar a Frank y Mary. Octavia Spencer interpreta a Roberta, la casera y mejor amiga de Frank y Mary. Jenny Slate interpreta a la profesora de Mary, Bonnie, una joven mujer cuya preocupación por su alumna hace que conecte con el tío de la pequeña.

Mckenna Grace en Un don excepcional

Crítica ‘Un don excepcional’

El drama es un género bastante castigado por la crítica, no tanto por el público. Parece sencillo inducir al espectador hacia esos momentos lacrimógenos donde la música y el montaje ayudan a experimentar esas sensaciones, muchos catalogan estos momentos como ‘momentos trampa’. No hay ninguna duda de que ‘Un don excepcional’ tiene varios momentos así, pero eso no impide disfrutar de una película hecha con tacto y sensibilidad, tampoco se abusa en exceso de esos momentos, aunque haberlos haylos. Una vez definido esto y dispuestos a ser algo manipulados, la película se ve con tremendo agrado.

Un don excepcional con Chris Evans, Octavia Spencer y Mckenna Grace

La trama no es lo que destaca en esta película, porque es algo que hemos podido ver en muchos otros films. La lucha por la custodia de una niña y la conveniencia de normalizar su educación por una de las partes, con menos recursos económicos, se enfrenta a la otra, donde la manipulación constante a través del dinero dirigen esa educación hacia un interés personal, no necesariamente bueno para una niña de esa edad, donde su excepcional don le puede restar un crecimiento personal adecuado. La moraleja es la poca capacidad que tiene la pequeña, con un cerebro prodigioso, para poder decidir con quién se quiere quedar, porque a ella nunca se la escucha. Si es tan inteligente para desarrollar problemas matemáticos, igualmente su opinión tendría que ser tenida en cuenta.

Un don Excepcional con Mckenna Grace y Mckenna Grace

Lo que sí destaca es la brillante interpretación de la jovencita Mckenna Grace, que nos encandila con momentos brillantes y entrañables a partes iguales, convirtiéndose en nuestra pequeña heroína de la película. Chris Evans, que toma un breve descanso en su carrera como ‘Capitán América’ para adentrarse en un registro diferente, gestiona con corrección su papel de tío sacrificado por su sobrina para cumplir los deseos de su hermana. El problema de Evans, es que comparte la mayoría de las escenas con Mckenna Grace y es inevitable que salga ‘perdiendo’, no porque lo haga mal, sino porque la niña está soberbia. Octavia Spencer, que aquí interpreta a ‘la fiel amiga’, tiene la capacidad de salir por la puerta grande en papeles de este tipo, una simple mirada melancólica de esta imponente actriz, le basta para meterse a todo el mundo en el bolsillo.

En cuanto a los registros de Jenny Slate (Bonnie) y Lindsay Duncan (Evelyn), la primera interpreta a la profesora de la niña, donde se le quiere dar esa trama romántica con su padre, pero no parece que la química funcione demasiado. Al igual que el papel de abuela de la segunda, que tampoco destaca por su nivel interpretativo. Ambas actrices no restan, pero tampoco suman. ‘Un don excepcional’, con sus altibajos, es un buen drama y un buen plan para pasar una tarde de verano calurosa.

Tráiler ‘Un don excepcional’

About José Manuel Castrillo

Mi cuna: Hitchcock y Kubrick. Mi adolescencia: Coppola y Scorsese. Mi edad adulta: Fincher y Nolan. Me abdujeron con Expediente X, ingresé en la familia con Los Soprano, investigué con CSI, escuché con The Wire, me perdí con Perdidos y me encontré con Don Draper y Walter White. Un caminante blanco me resucitó, ahora estoy "troneando" en el Juego De Tronos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.