Home > Cine > Críticas > Crítica ‘Tres anuncios en las afueras’, directa al Oscar 2018 a la mejor película
Tres-anuncios-en-las-afueras-critica

Crítica ‘Tres anuncios en las afueras’, directa al Oscar 2018 a la mejor película

De todo el cine que he visto en 2017 ‘Tres anuncios en las afueras’ es mi favorita, es mi Top1 del pasado año. Pude verla en el pasado Festival de San Sebastián, dentro de la sección Perlas, donde se proyectó en cinco pases a través de todo el festival. Fue en el segundo pase, donde el público pudo hacer las votaciones y desde ese momento pasó a ocupar el Nº1, nunca bajo del pedestal. Al final del festival obtuvo el Premio Del Público con una nota de 8,65/10. La película venía precedida por haber ganado también el Premio Del Público en el Festival de Toronto y el mejor guion en el Festival de Venecia. El director de la película, Martin McDonagh, también es el encargado del guion.

Fue la gran triunfadora en la pasada edición de los Globos De Oro 2018, donde fue premiada como mejor drama, mejor actriz principal (Frances McDormand), mejor actor de reparto (Sam Rockwell) y mejor guion (Martin McDonagh). En la próxima edición de los Oscars 2018 , está nominada a 7 estatuillas (Mejor Película, Mejor actriz, Mejor actor secundario (con doble nominación entre Sam Rockwell y Woody Harrelson), Mejor guion original, Mejor banda sonora y Mejor montaje. Es mi apuesta para ganar el Oscar a la mejor película, aunque para mi sigue siendo incomprensible, como no está nominada como mejor director, pero son estas cosas de los premios. Son importantes, más para una película con un presupuesto de tan solo 15 Millones de dólares, que la va a promocionar para que llegue a un público más amplio, pero no dejan de ser cifras y datos.

Crítica ‘Tres anuncios en las afueras’ con Frances McDormand, Woody Harrelson y Sam Rockwell

Crítica ‘Tres anuncios en las afueras’

‘Tres anuncios en las afueras’, se adentra en un pequeño pueblo de Missouri llamado Ebbing, estamos en la américa profunda y rural, territorio republicano, donde la figura del policial local es la ley más absoluta. El Sheriff Willoughby (Woody Harrelson) es el encargado de poner orden, alguien querido y respetado en la comunidad. Un hombre justo que intenta hacer su trabajo lo mejor posible. Los casos y los sucesos pasan lentamente y los recursos también, es la única explicación por la cual Dixon (Sam Rockwell) es el ayudante del Sheriff, un policía racista, inmaduro, con poco intelecto, pero a la vez agresivo y temerario.

Un año antes, hubo un caso de violación y asesinato sin resolver, Mildred (Frances McDormand) es la madre, que harta de esperar, decide emprender una lucha para dar a conocer su rabia, su angustia. Ella ya no pide justicia, la exige. Para ello, contrata con sus ahorros tres carteles publicitarios a las afueras del pueblo, que tendrá que ir renovando cada mes, con tres mensajes claros y contundentes. ‘Raped while dying’ (Violada mientras moría), ‘And still no arrests?’ (¿Aun no hay arrestos?) y ‘How come, Chief Willoughby?'(¿Cómo es posible, Jefe Willoughby?) Solo los medios y los habitantes locales pasan por allí, pero de esta manera hace el problema visible, reivindicando su lucha, pero eligiendo como culpable a una figura querida en el pueblo, el Sheriff Willoughby, tachándolo de incompetente.

Crítica ‘Tres anuncios en las afueras’ con Frances McDormand y Peter Dinklage

El guion de Martin McDonagh es ingenioso e impredecible, porque no hay buenos ni malos en esta historia, los personajes van cambiando, adaptándose y evolucionando con la historia. Cada personaje saca sus emociones más primarias. De la rabia, la ira y la autodestrucción personal del personaje de Frances McDormand, con una familia que se destruyen entre ellos mismos, saltamos a la emotividad y frustración de Woody Harrelson, incapaz de resolver el asesinato de la chica e incapaz de luchar contra el cáncer que padece. Sus cartas son de los momentos más emotivos y emocionantes, jugando con el espectador a esa inteligencia emocional, que transformará el punto de vista y los acontecimientos. Como el personaje de Sam Rockwell, de la violencia, el racismo y la desidia a un mensaje positivo y de esperanza.

Los tres actores principales están soberbios, pero Frances McDormand da una lección magistral de interpretación a sus 60 años, en uno de esos papeles que marcan una carrera. Como la propia película, que al igual que Fargo’, marcará otra generación. Sus diálogos son brillantes, desgarradores, con situaciones tan surrealistas que sacan auténticas carcajadas, sin ser conscientes, que es desde el drama más absoluto donde despierta la comedia. También hay que destacar a Peter Dinklage (Tyrion Lanister en Juego de Tronos) haciendo un secundario excelente, capaz de sacar una sonrisa o una mirada tierna con cada uno de sus gestos, su físico da el juego perfecto en esta película, tan cruda como violenta, tan humana como reflexiva. ‘Tres anuncios en las afueras’ es cine en estado puro.

Tráiler ‘Tres anuncios en las afueras’

Recibe por email los artículos de elrinconTV

* indicates required

About José Manuel Castrillo

Mi cuna: Hitchcock y Kubrick. Mi adolescencia: Coppola y Scorsese. Mi edad adulta: Fincher y Nolan. Me abdujeron con Expediente X, ingresé en la familia con Los Soprano, investigué con CSI, escuché con The Wire, me perdí con Perdidos y me encontré con Don Draper y Walter White. Un caminante blanco me resucitó, ahora estoy "troneando" en el Juego De Tronos.

Deja un comentario