Home > Cine > Críticas > Beasts of No Nation (Netflix): crítica
Crítica de Beasts of No Nation (Netflix)

Beasts of No Nation (Netflix): crítica

<

Crítica de Beasts of No Nation (Netflix)

  • Lo mejor: El guión y los exteriores son pura poesía
  • Lo peor: La crudeza de un conflicto tan real

Sinopsis de Beasts of No Nation

La película de Netflix nos cuenta una supuesta guerra que ocurre en el corazón de África, cerca de Nigeria, donde un pequeño poblado es asediado por un grupo paramilitar, ocasionando multitud de muertes. Entre ellas, las del padre y hermano de Agu, un niño de escasa edad que verá su vida infantil interrumpida. A partir de ahora formará parte de un grupo de niños soldado liderado por un comandante (Idrid Elba) que tiene complejo de Dios.

Comentario y opinión de Beasts of No Nation

El refugio, el hogar y la travesía son los tres elementos que un valiente Fukunaga (artífice de la soberbia primera temporada de True Detective) usa en esta maravillosa obra audiovisual llamada Beasts of No Nation.

El refugio como síntoma transitorio de los elementos vitales de las personas en una guerra civil (desde ese pueblo cercado por militares nigerianos, hasta el hogar en la selva que acaba siendo quemado o las casas de acogida del final de la película); el hogar como elemento ansiado y supremo desde diversas perspectivas humanas (la de Agu ansiando la convivencia con su madre, la del Comandante permaneciendo en la selva, la de los ancianos identificando el territorio como herencia de sus ancestros o la de las milicias participantes en un país que consideran suyo); y la travesía, mental y física de todos los implicados (la de Agu perdiendo su infancia, madurando a ritmo de balas y volviendo a vivir como un niño post-guerra o la un candidato a presidente que “paga” un sueldo a un comandante por su país hasta que las fuerzas internacionales aparecen). Elementos convergentes y divergentes a la vez, que convierten a Beasts of No Nation es una excelente película y de lo mejor del 2015.

No sé si es Idris Elba el que hace de eclipse de todos o si es Abraham Attah a través de la perspectiva de su personaje, pero la combinación de ambos hacen ascender al resto del elenco secundario y testimonial. Un comandante aislado y degenerado por años de conflicto, un truhán a sueldo en mitad de la nada. Un niño herido, devaluado, despreciado y abusado que encara la esperanza de que el resto de su vida no sea esa. Una guerra, cruenta y sangrienta, estéticamente embellecida, que dará y quitará a partes desiguales. Una combinación que hacen del discurso de Fukunga algo bello y violento a la vez, difícil de explicar. Una implicación emocional necesaria con el espectador desde el principio, que usará al final de la película como denuncia social.

Una recomendación en mayúscula esta Beasts of No Nation que te embaucará desde un primer momento por sus exteriores tan bien rodados, su iluminación excelentemente usada y unas interpretaciones merecedoras de grandes premios. Además, súmale una coherencia narrativa y tendremos lo dicho, algo bastante interesante y que se colará en los rankings de lo mejor del año. Déjate seducir por la obra de Netflix, no lo dudes.

Tráiler de Beasts of No Nation

Review

8,5

NOTABLE

Netflix ya no solamente hace series buenas, ahora también produce un cine sublime. Beasts of No Nation es muestra de ello.

User Rating: Be the first one !

About Santi de la Flor

Marketing, turismo y comunicación. En el audiovisual, lo mismo veo la ciencia ficción más indie que el drama más comercial, todo sea por descubrir nuevas historias que nos muestren mundos en los que no entraríamos de otra forma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.