Home > Cine > Crítica de ‘Muchos hijos, un mono y un castillo’: ordenando los sueños de Julita
Muchos hijos, un mono y un castillo
Muchos hijos, un mono y un castillo

Crítica de ‘Muchos hijos, un mono y un castillo’: ordenando los sueños de Julita

<

Convertir una historia familiar en un gran relato universal es una de las fortalezas que tiene a menudo el género documental. Sacar toda la verdad del día a día puede ser un elemento argumental tan potente como interesante a ojos del espectador. Y esto hace precisamente el director Gustavo  Salmerón con su largometraje ‘Muchos hijos, un mono y un castillo’.

El realizador madrileño explora el universo familiar en un documental que cuenta con su madre, Julita Salmerón, como principal elemento a través del que se desarrolla la línea narrativa. Recientemente en nuestro cine de ficción cineastas como Paco León o Daniel Guzmán han sabido desarrollar grandes proyectos en los que su madre o abuela, respectivamente, eran las encargadas de poner corazón y transmitir toda la verdad que necesitaban.

‘Muchos hijos, un mono y un castillo’ no es solo el título de este filme. Es un desglose de las ambiciones y sueños que Julita Salmerón quería cumplir a lo largo de su vida. Y aunque parezca rocambolesco y hasta disparatado, todos fueron conseguidos. Es precisamente esta la principal baza de la película de Salmerón, el ir descubriendo a Julia y lo que la rodea con naturalidad y sencillez. Es ella misma la que sin darse cuenta y hasta sin desearlo, sumerge al espectador en cómicas reflexiones sobre diversos aspectos de la cruda historia de España. Todo resulta tan caótico a priori en casa de los Salmerón que el espectador siente esa necesidad de llegar hasta el final del metraje para reflexionar con el orden creado por la narrativa de Gustavo.

Porque ‘Muchos hijos, un mono y un castillo’ es una historia de vida. Es la fuerza de una mujer por mantener en pie a toda una familia. Es la comedia que encierra el drama de Julita simulando su propia muerte, esparciéndose por el cuerpo las cenizas de un ser querido o buscando una vértebra de su abuela que mantiene guardada entre otros muchos objetos que han sufrido el olvido en cajas fruto del paso del tiempo. Porque si algo se desprende de la visualización del documental es que Julita Salmerón siempre está muy presente en el día a día de aquellos que la rodean y que contar lo caótico e inusual como algo cotidiano resulta extremadamente interesante a ojos del espectador.

Tráiler de ‘Muchos hijos, un mono y un castillo’

 

About Carlos Martínez

Comunicación Audiovisual. Redactor cultural y crítico de cine y series en medios digitales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.