Home > Cine > Crítica de ‘El reino’: el ahogo del poder
el-reino
el-reino

Crítica de ‘El reino’: el ahogo del poder

<

El director Rodrigo Sorogoyen aterriza de nuevo en las salas de cine con su tercera película que lleva por título ‘El reino’. Con este nuevo filme, el cineasta vuelve a ofrecer a los espectadores un largometraje cuyo guion engancha y mantiene en vilo hasta el final. El proceso de escritura junto a Isabel Peña vuelve a dar sus frutos y narra de forma sobresaliente los entresijos de la corrupción política española.

Dispuesto a escribir esta crítica, me he parado a pensar en que haría falta redactarla prácticamente sin puntos y comas para que se acercase al ritmo que ofrece ‘El reino’. Y es que desde el plano secuencia inicial, ya se nos adentra de un empujón en la trama. A través de primeros planos, vamos conociendo la vida de lujos y facilidades de este grupo de políticos corruptos.

En algunos momentos, Sorogoyen opta por presentarnos a los personajes sin hacer uso de la palabra. Tan solo hay que fijarse en el plato de carabineros, las copas de vinos selectos que vienen y van o el reloj que porta en la muñeca el protagonista, para darnos cuenta del abuso de poder.

Cuando la cámara baila al ritmo de la música

La dirección de fotografía de Álex de Pablo realiza un baile coordinado durante toda la película con el apartado sonoro ejecutado por Olivier Arson. Y es que la cámara se muestra hiperactiva en los momentos de más agobio narrativo y encuentra la calma cuando el guion realiza necesarios descansos para coger aire.

Bien es sabido por los seguidores del cine de Sorogoyen que los planos secuencia son uno de sus sellos de identidad. Podemos retroceder en el tiempo para recordar aquellos paseos, sin intervención del montaje, entre  Aura Garrido y Javier Pereira en Stockholm o el nudo en el estómago que nos genera el seguimiento ininterrumpido a Marta Nieto en el cortometraje ‘Madre’. En ‘El reino’, podemos asistir a varias escenas memorables en las que actores y equipo técnico tienen que dar el todo por el todo para ejecutar la historia ante la ausencia del grito de corten.

el-reino
Fotograma de ‘El reino’

Un elenco capaz de hablar con las miradas

Antonio de la Torre vuelve a interiorizar de lleno un personaje para desnudar poco a poco a Manuel ante los ojos del espectador y crear sentimientos enfrentados. Es esta otra de las cualidades de ‘El reino’. El filme es capaz de enfadarnos ante las fechorías de este partido político al igual que nos ocurre cuando vemos noticias relacionadas en el telediario.

Sin embargo, Sorogoyen y Peña también han sido capaces de generar empatía a través de los diálogos y unas miradas, en plano detalle, que hablan más que mil documentos guardados en pendrives y cajas fuertes. En definitiva, estamos ante un largometraje que levanta de la butaca y abre los ojos ante el impacto de un tema que nos afecta a todos.

Tráiler de ‘El reino’

Tráiler de ‘El reino’

About Carlos Martínez

Comunicación Audiovisual. Redactor cultural y crítico de cine y series en medios digitales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.