Home > Cine > Avalon y su apuesta por una nueva generación cinematográfica
Avalon
Avalon

Avalon y su apuesta por una nueva generación cinematográfica

Levantar una ópera prima en España no es una tarea fácil. Son muchos los cineastas con experiencia en proyectos alejados de la gran pantalla los que buscan durante años poder ver su cine en las salas.

Crimen en el paraíso

Uno de estos casos se vislumbra en Esteban Crespo. Con una amplia experiencia en el mundo del cortometraje, nominado incluso al Oscar en 2014, ha tenido que esperar muchos años para poder ver realizado el sueño de dirigir ‘Amar’ su primera película. Y lo ha hecho en gran medida gracias a la confianza de Avalon por apostar por un cine español fabricado por nuevas generaciones de talento. Y es que esta productora y distribuidora de cine fundada en 2007 no para de dar en el clavo con sus apuestas.

Reseñable también es su valentía por creer en el cine de Carla Simón para abrir un bonito camino a ‘Verano 1993’. La ópera prima de la cineasta catalana ya ronda la decena de premios en dos meses y se posiciona como uno de los filmes imprescindibles de nuestro cine en los últimos años.

Tanto ‘Amar’ como ‘Verano 1993’ formaron parte de la Sección Oficial del 20 Festival de Málaga y en poco tiempo podrán verse en las salas, 21 de abril y 30 de junio respectivamente. Dos películas ejecutadas por equipos jóvenes en los que el talento se ha impuesto a la falta de recursos. Sus elencos han contado con nuevas perlas de la interpretación en España que buscan cumplir sueños en un sector muy castigado. La combinación de jóvenes promesas como Pol Monen, Greta Fernández o la debutante María Pedraza con intérpretes con mayor trayectoria como Natalia Tena dotan a ‘Amar’ de una mezcla muy rica en calidad interpretativa.

Pero más reseñable es si cabe el mérito de Carla Simón para formar una auténtica familia dentro de la ficción. Tras realizar un casting en el que se pusieron a prueba a más de mil niñas, la elección no pudo ser más acertada. Ni Paula Robles ni Laia Artigas necesitan de la interiorización de los diálogos de ningún guion. Sus miradas y su estar delante de la cámara exteriorizan una combinación de sentimientos que apabullan al espectador en la butaca. La simbiosis entre Bruna Cusí y David Verdaguer con las niñas es tan aplastante como el mensaje que se transmite en un filme que era necesario para nuestro cine.

El éxito de Avalon con sus últimas apuestas

El Festival de Málaga también ha dado muestras del potencial de Avalon para hacerse con buen cine a raíz de la consecución de tres Biznagas de oro desde la fundación de la empresa cinematográfica hace ocho años. Dos de ellas en los últimos cuatro años del certamen.

El sector cinematográfico es una carretera infinita en la que los problemas son su línea continua. Solo con esfuerzo, riesgo y afán por dar voz a nuevos talentos será posible hacerla discontinua para sobrepasar la falta de apoyos. Avalon ha puesto la sexta marcha.

About Carlos Martínez

Comunicación Audiovisual. Redactor cultural y crítico de cine y series en medios digitales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.