Home > Cine > ‘500 días juntos’ cumple 10 años, la película que cambió la comedia romántica
'500 días juntos' cumple 10 años, la película que cambió la comedia romántica

‘500 días juntos’ cumple 10 años, la película que cambió la comedia romántica

<

Las películas románticas, en toda su extensión, siempre ha formado parte de los estrenos más importantes del año. Actores como Matthew Mcconaughey tuvo una época que protagonizaba una tras otra (‘Planes de boda’, ‘Cómo perder a un chico en 10 días’, ‘Sahara’, ‘Novia por contrato’, ‘Los fantasmas de mis ex’), al igual que actrices como Sarah Jessica  Parker (‘Todos los caminos conducen a Roma’, ‘Noche de fin de año’, ‘Hasta que te encontré),  y Jennifer Aniston (‘Exposados’, ‘Amigos con dinero’, ‘Separados’, ‘Dicen por ahí’). La mayoría de ellas consiguieron recaudar buenas cifras en los cines, pero olvidables en la mayoría de casos. Ahora bien, una de las comedias románticas que pasará a la historia del cine es la protagonizada por Joseph Gordon-Levitt y Zooey Deschanel. ‘500 días juntos’ cumple 10 años y nos gustaría hablar de ella y lo que supuso para toda una generación.

‘500 días juntos’ o ‘(500) Days of Summer‘ en inglés y (500) días con ella’ en Latinoamérica, sellevó 2 nominaciones Critics’ Choice Awards a Mejor comedia y Mejor guión original, 3 nominaciones a los Premios Independent Spirit (ganando Mejor guión) y 2 nominaciones a los Globos de Oro (Película – Comedia o musical y actor). Sus protagonistas después del estreno vivieron etapas diferentes, ya que él se centró más en el cine y ella en televisión.

Los personajes nos enseñaron una realidad emocional de muchas relaciones, los claroscuros de conocer a alguien, los bonitos comienzos en los karaokes con frases cortas de amor y besos furtivos en la oficina, y una ruleta rusa en la formalización de la relación. La película era un elemento aislado en todo el cine que se estrenó (y siguió estrenándose) esos años, porque el cine edulcoraba en demasía la comedia romántica, idealizaba el amor, pero no hablaba del desengaño, de la decepción o de los tiempos incorrectos que sí se atrevió ‘500 días juntos’. Muchos lo denominaron “la contracomedia romántica” o “la comedia romántica indie“.

Su mensaje inicial hacía a sus espectadores colocarse en un punto de partida incómodo, incluso extravagante (“La siguiente es una obra de ficción, cualquier parecido con algún personaje vivo o muerto es mera coincidencia.
Especialmente tú Jenny Beckman. Perra”. 
Y, ¿por qué? Porque jugaba una carta atrevida, ser sarcásticos con un género que no había tenido muchas afrentas o críticas directas.  ‘500 días juntos’ se adentraba en el dolor que vive una pareja cuando termina, o se desenamora, intercambiando los clásicos roles del cine atribuidos al hombre y a la mujer (clichés perpetuados por esas películas de actores y actrices que nombrábamos al principio). Él buscaba la estabilidad, la casa, los niños y ella no estaba interesada en ello.

Pero ‘500 días juntos’ también iba más allá, ya que él le da una vuelta de tuerca al “perdedor” estándar del cine estadounidense, ese pusilánime que idealiza a una chica que conoce y pretende imponer su ideal de pareja en la vida real. Él realmente está enamorado del amor y ella, muy criticada en su tiempo por el guion que le escribieron, era una chica normal con ganas de conocer a alguien y ver cómo avanzan los eventos.

‘500 días juntos’ cumple 10 años y pasará a la historia del cine porque se buscaba mostrar un retrato, y un relato, lo más cercano a la vida urbana posible. Quería ser sincera y lo consiguió.  Yo creo que lo consiguieron, ¿y tú?

PS: Algunos también la llamaron “amor millenial“, cuando todavía el término no era muy usado, pero sigo negándome a pensar que las relaciones de hacen diez años (mostradas en pantalla), eran como las actuales. Todos cambiamos, algunos para bien.

About Santi de la Flor

Marketing, turismo y comunicación. En el audiovisual, lo mismo veo la ciencia ficción más indie que el drama más comercial, todo sea por descubrir nuevas historias que nos muestren mundos en los que no entraríamos de otra forma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: